lunes 24 de febrero de 2020
06-09-2016 12:06 | PESCA

Róbalos con artificiales en el "reino de lo natural"

Puerto Madryn es un ecosistema tan particular que permite disfrutar tanto de la simple observación, como de una interacción que es pura adrenalina. Ver galería de imágenes

Creo que no debe existir mortal que luego de su regreso de Puerto Madryn no quede prendado de sus bondades. Desde la increíble Península Valdés hasta Punta Ninfas en el extremo sur de este maravilloso Golfo Nuevo, uno descubre lugares, imágenes y posibilidades. El ya clásico “avistaje” de la ballena Franca Austral que nos asombra desde sus dos facetas – embarcados o desde la costa en la increíble playa Las Canteras, hasta el clásico muelle de madera en pleno centro de esta pujante ciudad. Verán un sinnúmero de lomos negros, colas en V y callosidades que albergan a las molestas y peligrosas gaviotas, nos dejan ver a estas increíbles criaturas jugando, cuidando a sus ballenatos y dejándose ver por cientos.

IMG_2647

En este recorrido, muy cerquita del mirador de Playa El Doradillo fue el lugar a donde nos llevaron dos “mosqueros” que realmente la tienen clara, Matías Zwidzinski y Julián Martino. Apasionados, conocedores y además buena gente. La propuesta era Róbalos con mosca. Las noticias indicaban que esta modalidad estaba creciendo en la zona y por otro lado la posibilidad de pescar en Contraestación era, sencillamente tentadora. Una charla previa nos alertó para utilizar moscas lastradas que “nadan” invertidas, con el anzuelo hacia arriba, lo cual dadas las características del  Róbalo, permiten una clavada más firme. Las moscas utilizadas fueron todas de colores fuertes y brillantes pues por la alimentación  de este pez tan especial de nada sirve imitar insectos varios, solo toman el artificial por irritación, aunque no hay reglas fijas, esto es lo más común.  Cuando la marea comienza a subir y en ese crecimiento “arrastra” todo tipo de algas y vegetación, es el mejor momento para la pesca de esta particular especie.

Con el agua hasta la cintura, seguros de la protección de los Waders y “a pies vistos” por la limpidez del agua del Golfo nuevo, comenzamos a vadear la zona de la restinga del Doradillo. Esta es una acción que debe hacerse lenta y cuidadosamente pues de lo contrario, si “chapoteamos” con cierta vehemencia en el agua, el róbalo huye rápidamente. El cardumen se separa y en un santiamén no queda nadie. Con las recomendaciones que nos dieran Matías y Julián, “Yayo” San Martín “El Estilge” y yo comenzamos a adentrarnos cautelosamente, ya que las grietas y pequeños canales de la restinga proponían un aterrizaje forzoso  con la consecuencia no solo del chapuzón, sino de la posterior huida de los róbalos. En esta parte debo aclarar que, por una seria lesión en mi hombro derecho,  solo fui un activo espectador con la camarita subacuática para registrar las posible imágenes de un róbalo prendido a la mosca que pretendíamos mostrar en Paraíso Natural por AM Sports. Si a esto le sumamos varias ballenas que merodean por la zona haciendo de las suyas, el panorama no puede ser más especial. Imposible sustraerse a la magia.

IMG_2660

Así las cosas, con la alegría de un clima que había cambiado totalmente, dos días precedentes de lluvia y viento,  los loops comenzaron a dibujarse recortándose sobre un cielo absolutamente azul que nos hacía pensar si el cielo era un reflejo del agua o viceversa. Apenas a minutos de comenzar, Yayo clavó el primer róbalo de un tamaño interesante, no era lo que buscábamos pero tampoco era despreciable, queríamos uno grande de esos que no se ven a menudo, y   felizmente se dio, luego de una ardua lucha con un pez que no daba respiro y “sacaba” línea casi hasta terminar con el backing, cuando finalmente fue sacado del agua, la realidad dio sustento al decir de Julián “- es el más grande de mi vida que pesqué con mosca”.- mientras sostenía en sus manos un ejemplar de más de 3 kilos y medio de peso. No fue el único, aunque los tamaños ni se acercaron pero la experiencia fue inolvidable y los resultados inobjetables.

Cansados por tanto trajín, ir y volver y volver a ir dentro del agua, finalmente regresamos  a nuestros vehículos para reponer fuerzas con una suculenta “picada”.

IMG_2686

Conversando con el Secretario de Turismo y Presidente del Ente Mixto de Pto. Madryn Herman Muller coincidimos en la necesidad de promocionar un destino de pesca sin igual,  de características únicas y que permitiría a los amantes del  Fly Cast la posibilidad de pescar en la Patagonia  en época de veda cordillerana.

Hay mucho más de Puerto Madryn pero quedará para la próxima.

Datos útiles

Matías Swidzinski  Guía  2804555059

Julián Martino Guía  280 4680232

Galería de imágenes

Etiquetas: Pesca Ballenas Puerto Madryn Embarcado Róbalos Lomos
Claudio Deimundo

Claudio Deimundo

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario