lunes 24 de febrero de 2020
26-02-2018 13:24 | TURISMO

El Neón como fuente de propaganda comunista

Un antiguo recinto industrial atrae cada día a cientos de visitantes con una colección de reliquias fluorescentes que les da a los turistas una idea de cómo se utilizaba en Polonia la propaganda neón como arma creativa durante la Guerra Fría. Ver galería de imágenes

Unos 50 letreros de neón brillan sobre los viejos

muros oscuros de la Soho Factory en Varsovia. La pieza favorita para

los visitantes del museo es una representación en neón del escudo de

armas de la capital polaca con la sirena(Syrenka), el símbolo de

Varsovia. “Nuestra estrella en Instagram”, dice la directora del

Museo del Neón, Izabela Michalska.

El antiguo recinto industrial atrae cada día a cientos de visitantes

con una colección de reliquias fluorescentes que les da a los

turistas una idea de cómo se utilizaba en Polonia la propaganda neón

como arma creativa durante la Guerra Fría.

Los letreros expuestos, visualmente atractivos, también ofrecen una

instantánea fascinante de la historia comunista polaca hasta que las

señales omnipresentes fueron derribadas con la caída del Telón de

Acero.

La propaganda luminosa se puso de moda tras la muerte del dictador

soviético Joseph Stalin en 1953. El nuevo gobierno comunista polaco

fue menos represivo que el anterior y optó por enfrentarse a

Occidente con sus propias armas: con fuertes recursos financieros

canalizados hacia artistas y fabricantes, Polonia imitó la publicidad

luminosa occidental para embellecer los oscuros edificios de estética

soviética.

”Polonia pretendía desarrollar una publicidad luminosa incluso mejor

que la del Oeste capitalista -explica Michalska- con la intención

de producir obras de arte”. Cientos de letreros de neón fueron colocados en edificios para iluminar las principales calles de Varsovia, Aleje Jerozolimskie y

Ulica Pulawska. Algunos de los letreros originales, como la señal de

una tienda de instrumentos, todavía brillan allí hoy.

Otras ciudades polacas también alardearon de su propia cultura neón

distintiva. Katowice, en el sur de Polonia, se convirtió en un mar de

colores, granjeándose el apodo de “pequeña Las Vegas”. La moda se

expandió tanto que incluso muchas poblaciones pequeñas exhibían sus

propios anuncios luminosos.

El neón también fue popular en otros países del bloque sovbiético

pero fue en Polonia donde alcanzó su máxima expresión con asombrosos

volúmenes de producción. ”Unos 380 millones de kilómetros de tubos fluorescentes se fabricaron entre 1950 y 1960 -finaliza Michalska-. Más o menos la distancia entre

la Tierra y la Luna”.

El boom”de los anuncios de neón entró en declive después de la

década del '70. Las señales dañadas fueron tiradas a la basura

mientras que otras simplemente consumían demasiada electricidad para

que sus dueños las conservaran. Después de la caída del Telón de

Acero, en 1989, los letreros propagandísticos en Polonia terminaron

por ser sustituidos por anuncios comerciales procedentes de

Occidente.

Galería de imágenes

Etiquetas: Turismo Polonia Varsovia
DPA .

DPA .

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario