jueves 27 de febrero de 2020
04-08-2017 09:00 | TURISMO

Un Caribe repleto de aventuras

Montego Bay y Ocho Ríos son dos de los principales destinos turísticos de la isla. Adrenalina, playa y relax para todos los gustos. Ver galería de imágenes

Dicen que Jamaica es la tierra del buen reggae y eso queda de manifiesto en cada uno de los rincones de esta hermosa y pintoresca isla caribeña.

Es que los sonidos de esta particular música están impregnados bien profundo en los jamaiquinos, quienes bailan a su ritmo en las calles, las playas y en cuanto lugar pueden, mostrando orgullosos a los turistas sus raíces folklóricas. Aquel movimiento mundial conocido como One Love sigue vigente y generación tras generación se encargan de mantenerlo vivo como en las mejores épocas de artistas como el rey del reggae, Bob Marley, y Jimmy Cliff, Peter Tosh, Dennis Brown y los Toots & the Maytals.

Montego Bay

Esta bahía se encuentra ubicada en el noroeste de Jamaica. El contraste entre sus playas de arena blanca y sus colinas cubiertas de palmeras le dan un tinte paradisíaco al lugar. Montego Bay ha crecido y prosperado mucho en los últimos años, llegando a ser el principal destino turístico y la segunda ciudad de la isla, con más de trescientos mil habitantes. Su gran capacidad y variedad en hotelería la convierten en un destino turístico por excelencia. Hay opciones de alojamientos para disfrutar en familia, y otras en las que solo se permiten adultos.

La oferta cultural y deportiva que ofrece la bahía es muy amplia y variada, destacándose las siguientes actividades:

>Doctor’s Cave beach: es la playa más conocida de Montego Bay,  y se encuentra ubicada a 1,6 km del centro de la ciudad. Su arena blanca y el agua color turquesa invitan a los turistas a disfrutar una jornada inolvidable. La tranquilidad de su mar son una tentación para relajarse y nadar.  Otra de las actividades favoritas de los turistas en el lugar es el snorkel: un pequeño bote lleva a las personas unos 100 metros aproximadamente hasta un arrecife donde puede apreciarse gran variedad de peces, tortugas y rayas. Incluso en ocasiones suelen verse pequeños tiburones.

>Rose Hall Great House: es una vieja mansión de estilo inglés que fue construida en la década de 1770. Principalmente funcionó como una plantación, y albergaba a cientos de esclavos en un momento dado. Una serie de asesinatos llevados a cabo por Annie Palmer (conocida como “la bruja blanca de Rose Hall”) y sucesos extraños en el siglo XIX hicieron que Rose Hall se convirtiera en una leyenda. Se pueden realizar visitas guiadas diurnas y nocturnas con reserva previa.

>Parque temático AquaSol: ubicado en el complejo Walter Fletcher Beach Complex, se pueden realizar allí distintos deportes acuáticos, carreras en go-karts y disfrutar de playas de arena blanca. También andar en kayak, practicar jet ski, probar suerte en una banana inflable, tirarse del gran tobogán, animarse al paracaídas o conocer la fauna marina en un bote con fondo de vidrio. Los go-karts son cochecitos con motor que van a gran velocidad

y permiten recorrer la pista llamada MoBay 500.

>Plaza Sam Sharpe: está situada en el centro, en el corazón de Montego Bay. Sus calles adoquinadas recorren su cultura. En un principio se llamaba plaza Charles, pero fue renombrada en honor a Sam Sharpe, un héroe nacional que luchó contra la esclavitud. Contiguo a la plaza se encuentra el Centro Cívico, donde hoy funciona el museo St. James, lugar ideal para conocer toda la historia de la isla.

>Chukka: es un gran espacio verde ubicado a pocos kilómetros de Montego Bay donde pueden realizarse distintos tipos de actividades llenas de adrenalina y espíritu aventurero. Es posible hacer paseos a caballo con recorridos combinados por senderos serpenteantes y también adentrase en el agua. Las flotadas en neumáticos por el río son otras de las especialidades de la casa. Además, se realizan excursiones tipo safari en jeep 4x4 y en los Jamaica ATV Tours (vehículos todo terreno). Por último, son imperdibles las salidas en bicicleta que van de la montaña al río y los largos y altos recorridos en canopy.

[gallery columns="2" ids="49295,49285,49283,49275"]

Rastafari Indigenous Village

El clásico movimiento One Love se ve reflejado en esta aldea rastafari ubicada en cercanías de Montego Bay. Los visitantes, previa reserva, pueden acercarse, compartir e interactuar con sus pobladores. Es una excelente oportunidad para aprender de su historia y cultura de la mano del anfitrión e interlocutor Edward First Man Wray A.K.A., en lo que se transforma en una experiencia única en primera persona.

Sus raíces se encuentran en Africa, y su bandera lleva los colores de la de Etiopía: verde, roja y amarilla. El verde representa la naturaleza, el rojo la sangre y el amarillo el sol. Sus convicciones son muy fuertes y creen, entre otras cosas, en la igualdad entre el hombre y la mujer.

Las actividades que se pueden realizar en la aldea son diversas y abarcan la introducción a sus costumbres, degustar sus comidas típicas realizadas con todo lo que la naturaleza provee (no comen carne de ningún tipo), recorrer sus plantaciones orgánicas, aprender y participar de algún taller con los artesanos, cocinar chocolate para luego saborearlo bien caliente y, por supuesto, como broche de oro de la excursión, escuchar sus particulares melodías y la pasión que muestran al tocar sus instrumentos. Para los más desinhibidos, danzar al ritmo de esta cautivante música en un entorno mágico es realmente un placer. El consejo de quien escribe es que se haga el tiempo para realizar esta excursión.

[gallery columns="2" ids="49279,49281"]

Ocho Ríos

Considerado como el mayor centro de atracciones de Jamaica, se encuentra en la zona norte de la isla, a una hora y media en auto desde Montego Bay. Es un lugar para disfrutar de la aventura y subir las pulsaciones.

Ochie, como lo llaman sus habitantes, pasó de ser un pueblo de pescadores a un destino turístico de primer nivel. Son tantas las actividades que hay para realizar que es imposible aburrirse. Además, en materia de alojamiento se pueden encontrar hoteles y resorts para todos los gustos.

Con respecto a los atractivos de Ocho Ríos, se destacan aquellas actividades relacionadas al disfrute de sus playas y las aventuras. Diariamente llegan cruceros cargados de turistas, por lo que sus bellas playas se colman. Las más recomendables son Turtle beach y James Bond beach.

Una de las principales excursiones a realizar es la de las cataratas del río Dunn, ubicadas a 183 metros de altura y con caída directa a la playa.  La actividad incluye la trepada pasando en varios tramos por dentro de la catarata misma y, en otros, a través de una exuberante vegetación. Se debe llevar malla y calzado cómodo.

La Montaña Mística es uno de los lugares donde los turistas combinan las vistas de espectaculares paisajes desde las aerosillas que llevan a la cima, con la adrenalina y velocidad del recorrido en los carritos bobsled a través de un bosque tropical. Una salida ideal para quienes buscan incrementar su adrenalina.

Finalmente, la experiencia imperdible se da en Dolphin Cove, donde la familia completa podrá interactuar, nadar y jugar con delfines o dar de comer a tiburones. Las risas y las tensiones son monedas corrientes en este lugar.

“En Jamaica no hay problemas sino situaciones”, dice su gente. Y realmente es así. En esta hermosa isla caribeña se respira un aire de relax total. Una tierra que vale la pena conocer, donde la amabilidad de su gente hace sentir a los turistas como en casa. Porque Jamaica es una combinación perfecta entre la tranquilidad y la aventura.

[gallery columns="2" ids="49293,49291,49289,49287"]

Por primera vez en Montego Bay

En el campo del Cinnamon Hill Golf Course se desarrolló la primera edición del BMW Jamaica Classic, un torneo perteneciente al calendario del PGA Tour Latinoamérica. De esta manera, Jamaica se convirtió  en el decimoséptimo país en recibir una prueba oficial del PGA Tour Latinoamérica. En el pasado, Jamaica tuvo su cuota de grandes eventos profesionales. El Jamaica Open, un torneo no oficial del PGA Tour que se jugó entre 1958 y 1963, tuvo buena participación latinoamericana, incluyendo al argentino Roberto De Vicenzo en el año 1961.

Participaron 144 jugadores de más de 20 países y el norteamericano Jared Wolfe fue el ganador con un acumulado de 267 golpes. Argentina tuvo a 17 representantes en Montego Bay, entre los que se destacaron Clodomiro Carranza con 68, 72, 65, 70; Sebastián Saavedra con 73, 68, 68, 66 y Tomás Cocha con 68, 70, 71, 66. Los tres finalizaron con un total de 275 golpes y terminaron empatados en la décimo octava posición.

Galería de imágenes

Etiquetas: Montego Bay Vacaciones En Jamaica Ocho Rios Aventuras En Jamaica Dolphin Cove Ocho Rios
Germán Avalos Bilinghurst

Germán Avalos Bilinghurst

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario