lunes 14 de octubre de 2019
30-07-2019 16:36 | NAUTICA

Satisfacción sin límite

Nacida en Williston, al norte de la Florida, la Monterey M225 posee detalles exclusivos y un elegante casco con una imagen acogedora. Ver galería de imágenes

Al abordar la M225 se puede apreciar la calidad de un producto fabricado por un astillero con más de 30 años de experiencia y numerosos premios de la National Marine Manufacturers Association (NMMA) por la satisfacción del cliente. Son interminables los detalles a bordo, entre los que se destacan aquellos destinados para salidas familiares. Nuestra lancha de prueba (en San Fernando) estaba equipada con una amplia plataforma de popa, lo que hace que el embarque sea seguro a través de la apertura en el cockpit. El antideslizante allí es adherente pero amigable con los pies descalzos y es fácil de mantener limpio. Se ofrece también una alfombra tejida que le da mayor calidez y terminación al sector. El diseño de la doble consola divide el interior, haciendo un excelente uso tanto del cockpit como del sector de proa, donde los asientos son en forma de “U” y, por medio de un inserto opcional, se completa el centro cuando se necesita espacio más relajante. Posavasos, manijas de sujeción y buenos parlantes estéreo están dispersos a lo largo de todo el interior en los lugares más adecuados.
Monterey fabrica su propia tapicería; el detalle y la calidad son evidentes cuando uno se sienta o se recuesta, además la textura del material permite respirar para que no se pegue a la piel. Levantando los tapizados se pueden encontrar generosos compartimentos secos de guarda, que están revestidos con plástico y luego forrados con vinilo desmontable que se corta a medida. Lo mismo ocurre para el tambucho de guarda del ancla a proa. El hecho de que la marca se preocupe por detalles como estos es una indicación de cuánto le importa a la gente que lo fabrica el producto que produce. 

0730_lancha2

Interior de cubierta

El marco envolvente del parabrisas de Taylor tiene un acabado satinado y sigue muy bien el perfil de la embarcación. Una butaca giratoria envolvente cuenta con un sector frontal abatible que le da al usuario la opción de elevar su mirada por sobre el parabrisas. Eso logra que la visibilidad sea ideal en cualquier posición. En navegación, el parabrisas proporcionó mucha protección y también detuvo el ruido del viento, haciendo que el cockpit fuera silencioso y confortable. El puesto de mandos posee un volante regulable y un tablero que alberga un banco de instrumentos con biseles negros y detalles de cromo. Se destaca que ambos poseen tapizados de cuero. Los instrumentos son de fácil lectura y sin deslumbramiento. Los interruptores de accesorios están bien marcados en ambos lados del volante y se puede acceder fácilmente a un panel de interruptores debajo del timón. Un práctico compartimiento de fibra de vidrio de dos partes está debajo del control remoto del motor, junto a un posabrazos tapizado, y sirve de guarda para elementos como lentes de sol, binoculares, protector solar y otros artículos diversos.
En la banda opuesta al mando nace un asiento en “L” con un respaldo orientado hacia la popa que tiene más de dos metros de largo y 65 cm de ancho. En lugar de este formato de cockpit se puede optar por la opción de otra butaca; sin embargo, el diseño de nuestra embarcación de prueba tenía el primero y posee como ventaja un gran compartimiento de guarda para tablas de wakeboard y otros equipos voluminosos. Otro detalle se encuentra debajo del asiento de popa, donde se incluye lugar para una conservadora. El respaldo de la plataforma del espejo de popa se levanta para acceder a la sentina, donde tenemos la bomba de achique, el filtro de combustible y la batería. 

0730_lancha

Poder en el agua

Nuestra embarcación de prueba fue propulsada por un Yamaha F-200, un fuera borda EFI de cuatro cilindros en línea, 2.8 litros y que pesa 220 kg. Con tres personas a bordo, la M225 alcanzó una velocidad máxima de 43 M/h (1 M/h= 1,609 Km/h) a casi 6.000 RPM. Cabe destacar que en crucero, a unas 30 M/h, el fabricante declara un consumo de 30 litros por hora, alcanzando una autonomía de más de 170 millas. En el caso de optar por la potencia máxima de 250 HP, el fabricante declara velocidades máximas en torno a las 55 M/h. 
En todo momento se mostró buena estabilidad y seguridad en las maniobras. Durante la prueba, cualquier oleaje que pudiéramos surcar fue simplemente ignorado por el casco. Esta nueva embarcación definitivamente muestra la calidad conocida en todo el mundo por Monterey Boats, con una gran cantidad de características estándar y calidad al mejor estilo de las marcas premium.

Galería de imágenes

Etiquetas:
Martín D'Elía

Martín D'Elía

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario