Jueves 7 de julio de 2022
INFORMATIVO | 18-04-2022 10:14

Las aguas del Paraná se tiñeron de un preocupante y profundo color marrón rojizo en Misiones

El curioso fenómeno que tuvo lugar tras las intensas lluvias que cayeron en esa provincia mesopotámica en los últimos días provocó una gran preocupación entre los ambientalistas que sostienen que se trata de una muy mala señal.
Ver galería de imágenes

Más allá de la gran preocupación que de por sí significa la histórica bajante que desde hace más de dos años viene aquejando al río Paraná en todo su recorrido, ahora, se le suma que, en los últimos días, sus aguas se tiñeron de un profundo color marrón rojizo en Misiones, lo que desató el alerta roja no solo entre los habitantes y las autoridades de la zona sino, fundamentalmente, entre los ambientalistas.   

Lo único que nos permitirá recuperar la calidad del agua y de los suelos, es cambiar las prácticas agrícolas y reforestar con árboles nativos todo espacio que se pueda para preservar las cuencas hídricas de la provincia”, explicó a ArgentinaForestal.com, el ambientalista Rulo Bregagnolo.

“Entender en el caso de Misiones que, dejar la selva en pie, además de saludable para nosotros los pobladores, es un gran negocio”, agregó el especialista de la Asociación Ecologista Cuñá Pirú.

1804_paraná

Si bien muchos ambientalistas afirman que este curioso fenómeno no es más que una consecuencia de lo que ocasiona la lluvia en los típicos suelos rojos misioneros, por lo que lo consideran como un atractivo turístico más de Misiones, hay quienes, por el contrario, como Breganolo, advierten que esto es una clara demostración del actualmente muy mal estado de los suelos tanto en Misiones como en las cuencas hídricas de la región, debido a la deforestación progresiva que se viene llevando a cabo en esa provincia mesopotámica.

“Este actual color marrón rojizo profundo del Paraná es una muy mala señal. Cuando éramos chicos, hablamos de 35 años atrás, por ejemplo el Arroyo Cuña Pirú tardaba en cambiar de color a los tres o cuatro días, de igual manera el aumento del nivel, pero nunca antes fue ese rojo amarronado que se observa ahora. Ese cambio de color se daba incluso con su cauce rodeado de selva protegida en buen estado, como el Parque Provincial Salto Encantado del Valle del Cuña Pirú, no así su cuenca. Hoy, en apenas unas horas el arroyo sube el nivel y automáticamente se tiñe de rojo”, señaló el especialista.

1804_paraná

“Es muy mala señal, además, porque esto, a las claras, demuestra que el tratamiento que se le está haciendo a la cuenca hídrica es incorrecto. Todos los nutrientes de los suelos de la cuenca están siendo lavados y llevado por los cauces de los arroyos. Se está transformando el suelo que antes tenía selva en pie a suelos agrícolas y ganaderos, con prácticas que deterioran el suelo, sin dudas”, relató.

Según Bregagnolo todo indica que la calidad de agua irá disminuyendo lo que redundará tanto en la calidad de vida de los pueblos que toman el agua para potabilizarlas como así también, en la pesca.

Los suelos se irán deteriorando a tal punto que dejarán de ser productivos y la inyección de recursos económicos deberá ser mayor, hasta para potabilizar el agua. Otra vez, los que pueden se salvarán primero, los que no… Dios los cuide. Nada profético, pero dos más dos es igual a 4  también en la Naturaleza, concluyó.

Galería de imágenes

En esta Nota

  • Par

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend