Así son los motores híbridos para embarcaciones

Diseñado para producir cero emisiones en barcos, Volvo Penta ha presentado un concepto híbrido para su sistema de propulsión IPS. El “Electric-Only” permite la entrada a zonas sensibles desde el punto de vista ambiental.

Por

Volvo Penta ha lanzado recientemente al mercado un sistema de propulsión que proporcionará soluciones de energía eléctrica tanto terrestre como marítima para el año 2021. Se trata de un concepto de sistema de rendimiento interno (IPS) híbrido, diseñado para extender aún más la ventaja del IPS. Esta variante permitirá que las embarcaciones operen en las zonas de emisión baja y cero, y se espera que sean introducidos en los próximos años. La configuración híbrida también traerá beneficios adicionales, incluyendo menor ruido, vibraciones y costos de funcionamiento.

Basado en la probada tecnología y experiencia del Grupo Volvo, este nuevo sistema está planificado inicialmente para la gama de motores de 8 a 13 litros de cilindrada, adecuado para impulsar embarcaciones como transbordadores, lanchas de transporte de prácticos y de suministro, así como yates de uso deportivo. Utiliza tecnología híbrida comprobada y desarrollada por primera vez dentro del Grupo Volvo, que Volvo Penta está ahora adaptando y certificando para aplicaciones marinas y náuticas, utilizando su amplia experiencia en la propulsión de barcos.

Cómo funciona. Un embrague y un motor eléctrico se agregan entre el motor y la pata POD del sistema IPS. El motor eléctrico es compatible con paquetes de baterías de iones de litio escalables (según las necesidades de la aplicación) que se pueden cargar externamente con cargadores de corriente alterna o corriente continua; o si no se recarga usando el motor diésel principal del equipo a bordo. La apertura del embrague permite que la embarcación funcione en modo solo eléctrico y, con el embrague cerrado, tanto la energía diésel como la eléctrica se pueden usar en paralelo. En términos de operación, el capitán o patrón del barco usará las interfaces de control familiares del sistema IPS, con la adición de nuevos modos de conducción para elegir.

Diseño adaptable. La naturaleza modular de los paquetes de baterías permite a los clientes adaptar el diseño y el rendimiento de los barcos comerciales y de placer. La mayor capacidad de la batería ofrece un uso en crucero eléctrico ampliado y, con una carga externa frecuente, el uso de los motores diesel será mucho menor y, asociado con ellos, serán menores los costos de combustible. Con el motor eléctrico y las baterías libres de mantenimiento, el motor diésel operará por menos horas, siendo también el costo del servicio notablemente menor. Volvo Penta continuará apoyando a los clientes en la adaptación de una configuración “Prop-to-helm” basada en las necesidades específicas de la aplicación.

El sistema híbrido paralelo IPS se encuentra actualmente en fase inicial de desarrollo, validado en el centro de pruebas de la empresa en Gotemburgo, y un barco de prueba planeado para entrar en actividad en el mar a principios de 2020.

Durante este proceso, la entrada del cliente jugará un elemento importante en el desarrollo del sistema para su uso en una gama de aplicaciones marinas. El híbrido IPS estará disponible para clientes de embarcaciones comerciales en 2021, seguido de una opción para embarcaciones de placer poco después. Con el tiempo, este sistema evolucionará hacia tecnologías más híbridas y alternativas de variadores totalmente eléctricos, como parte del compromiso de Volvo Penta de ofrecer a los clientes soluciones técnicas flexibles que satisfagan de la mejor manera sus necesidades. Los motores que funcionan con dos tipos de energías ya dejaron de ser exclusividad de los autos. Dentro de un par de años estarán también generalizados en la náutica.

Nota completa en Revista Weekend del mes Septiembre 2018 (edicion 552)

Temas en este artículo: , , , , ,

Deja un comentario