Superrelojes sumergibles

Su tecnología les permite sumergirse a mayor profundidad que los submarinos nucleares.

El primer modelo específico para buceadores, apareció en 1953, cuando la marca suiza Blancpain fabricó uno con las especificaciones pedidas por la unidad de combate de la Marina Francesa. Era sumergible hasta 50 metros, una profundidad que se consideraba el límite de seguridad para usar los equipos de buceo autónomo recientemente inventados.

Hoy en día Blancpain, produce cronómetros certificados para 500 metros, una profundidad tres veces mayor al record de inmersión de un buceador. Surge entonces una pregunta ¿Por qué los fabricantes de cronómetros submarinos diseñan modelos para presiones y profundidades que ningún humano puede tolerar sin un submarino?.

La respuesta tiene que ver con el enorme desarrollo que el buceo recreativo tuvo en la década de 1960, motivado a su vez por las aventuras de los exploradores submarinos, principalmente los documentales de Jacques Cousteau que estaban en la televisión con gran suceso.

Así que hubo una mezcla de objetivos en el diseño de los relojes, uno era cumplir con las necesidades de los exploradores de las profundidades, el otro era un tema de imagen de marca, al sacar al mercado un cronómetro con un récord de inmersión.

Mientras los submarinos de combate, incluso los nucleares, operan a una profundidad promedio de 400 metros, los submarinos de investigación que usan las instituciones oceanográficas pueden descender mucho mas profundo. La idea fue entonces bajar nuevos modelos de cronógrafos en un contenedor especial afuera de esos submarinos, y ver si sus cajas resistían la presión para las que fueron diseñadas.

En 1968 la marca suiza Jenny, introdujo al marcado el primer reloj para 1.000 metros, y la carrera de récords siguió. Actualmente tenemos por ejemplo, el modelo Breitling Avenger Seawolf, certificado a 3.000 metros, o el Rolex Deepsea Sea Dweller, con un rating de 3.900 metros.

Pero el record lo tiene el famoso director de cine James Cameron. cuando descendió en 2012 al punto mas profundo del mar, la Fosa de las Marianas, en el Pacífico Occidental. Allí la profundidad máxima es de 11.094 metros y el prototipo de reloj que Cameron llevó enganchado fuera del casco de su submarino, esta diseñado para una asombrosa profundidad de 12.000 metros. El modelo se llama Rolex Deepsea Challenge.

Lo cierto es que para un cronómetro de buceo recreativo, una especificación de 100 metros es perfectamente adecuada, pero es lindo ver que existen esos superrelojes, y soñar con ser un gran explorador del fondo del mar.

Temas en este artículo: , , , ,

Deja un comentario