Turismo con sed de sangre: los Drácula tours

Drácula, se ha convertido en la última novedad en el turismo temático y todos quieren hacer sus tours.

Por

Drácula, el príncipe de las tinieblas, sigue despertando tal interés, que la última novedad es el turismo temático siguiendo los caminos relacionados al conde de Transilvania. Hay que distinguir dos tipos de viajes temáticos principales relacionados a la leyenda de Drácula, el mas importante está relacionado a Vlad III, Vlad Draculea, o Vlad Tepes, un personaje real en el cual el irlandés Bram Stoker se basó para escribir su novela “Drácula”. Además de este camino histórico, hay otro literario, relacionado a los escenarios que eligió Bram Stoker para los protagonistas de novela, aunque ambos caminos suelen mezclarse en los tours organizados.

Viajes de Drácula en Rumania

No hay un único Dracula Tour, sino una variedad bastante grande de programas que ofrecen diferentes operadores. La duración promedio es de 5 días, pero lo mejor es tener disponibles unos 10 días para vivir una experiencia mas completa. Como mencionamos antes, los lugares son un combinación de locaciones literarias y sitios históricos relacionados a Vlad Tepes. Entre los lugares imprescindibles para visitar estan: el Palacio de Vlad Tepes en el antiguo barrio de Curtea Veche; el Dracula’s Club, un exótico restaurant en Bucarest; el Museo Nacional de Historia en la ciudad capital, donde se guarda el documento mas antiguo sobre Bucarest, fechado en septiembre de 1459 y con la firma de Vlad Tepes; el Monasterio de Snagov, uno de los dos lugares donde la leyenda dice que están enterrados los restos de Vlad Tepes; las ruinas de la fortaleza Poienari, para la mayoría de los estudiosos, el verdadero castillo de Drácula, mandada a construir por Vlad Tepes para custodiar la entrada desde Transilvania al valle del Arges. Gran parte del castillo se derrumbó por la escarpada ladera de la montaña, y para llegar a lo que queda hay que subir por una pasarela que tiene 1426 escalones.

El pueblo de Arefu, donde historias de Drácula son contadas por sus habitantes, que se dice, son únicamente descendientes de los sirvientes de Vlad Tepes; la torre de la ciudad fortificada de Medias, donde Vlad fue prisionero del rey de Transilvania; Sighisoara, entre las regiones de Valaquia y Transilvania, en el norte de los Cárpatos, una de las pocas ciudades medievales de Europa que todavía permanecen habitadas casi sin cambios y lugar donde está la casa  donde nació Vlad Tepes en 1431; el Hotel Castel Dracula de Piatra Fantanele, construido no hace mucho en la ruta del paso de Tihuta, donde Bram Stoker ubicaba el castillo del conde en la ficción; Bistrita, un pueblo donde se pueden encontrar algunos escenarios de la novela, como el Hotel Corona de Oro, donde se alojó Jonathan Harper; la ciudad de Brasov y el impresionante Bran Castle, desde el cual Vlad guió incursiones contra los mercaderes sajones; o el Monasterio de Comana, donde se dice que esta situada la verdadera tumba de Vlad Tepes.

Temas en este artículo: , , , ,

Deja un comentario