Kalishnikov: de ametralladoras a autos

El fabricante ruso de armas quiere entrar con todo en el negocio de los vehículos eléctricos, y para eso presentó uno inspirado en un extraño modelo ruso de la década del 70.

A pesar de que Kalashnikov es ampliamente conocida por su clásica ametralladora AK-47, la compañía se ha mantenido a la vanguardia en el sector armamentista, por ejemplo con un reciente prototipo de robot para tareas de combate que fue presentado hace poco tiempo.   Ahora le tocó el turno al CV-1, un prototipo de coche eléctrico de color azul claro. Luce como un auto antiguo porque la compañía se inspiró en un modelo soviético creado en los años 70, y cuyo nombre era ‘Izh-Kombi’.

Sin embargo, la compañía ha aclarado que para el CV-1 ha desarrollado diversos elementos de vanguardia, incluyendo una autonomía que le permitirá viajar hasta 350 kilómetros con una sola carga. Kalashnikov también explicó que con este nuevo producto, espera posicionarse en las filas de los productores mundiales de coches eléctricos, como Tesla y sus competidores, los cuales les sirvieron de inspiración.

Deja un comentario