Chevrolet Spin: para la familia numerosa

Se trata del rediseño del monovolumen de la marca del moño. Incorpora cinco y siete asientos en la versión Activ, con estética simil aventurera.

Por

En los últimos años, de la mano de la alta tecnología y la electrónica, los autos experimentaron notables evoluciones gracias a la aplicación de muchas soluciones no sólo para el funcionamiento de las partes mecánicas, sino también para el confort, el entretenimiento y, sobre todo, en materia de seguridad a bordo.

Pero también se implementaron ingeniosos sistemas para adaptar el espacio interior a los requerimientos de los usuarios y lograr mayor habitabilidad, en particular en aquellos segmentos más populares dado que los vehículos son de menor porte.

Así, la modularidad se convirtió en una materia cada vez con mayor presencia y determinación a la hora de diseñar un modelo y ubicar los diferentes elementos –el piso, los asientos, el baúl–, de forma tal que según su disposición cumplan distintas funciones y sirvan para múltiples requerimientos.

Modularidad creativa

La implementación de estas soluciones se observa claramente en los vehículos con tres filas de asientos con capacidad para siete pasajeros, ideales para parejas con varios hijos, donde los ingenieros aguzan el ingenio para poder crear mecanismos que permitan correr, rebatir, plegar o sacar los asientos para ubicar a los ocupantes o a la carga.

Pocas semanas atrás, Chevrolet presentó el restyling de su monovolumen compacto Spin, un modelo de origen brasileño que fue lanzado inicialmente en octubre de 2012 y que en marzo de 2015 incorporó la versión Activ con una estética parecida a una aventurera.

Se trata de un modelo de 4,36 metros de largo cuya clave radica en ofrecer buena capacidad tanto de baúl, en las versiones para cinco pasajeros, como para una familia numerosa, en el caso de las versiones para siete pasajeros, a un precio competitivo.

La nueva Spin está disponible en tres versiones: LT, LTZ y Activ, en las que ofrece 7 configuraciones entre niveles de equipamiento, transmisiones y cantidad de asientos.

En el exterior, la nueva Spin presenta un capot con un mayor grado de inclinación y nervaduras para otorgarle más aerodinamia. Cambió sus ópticas, ahora son más afinadas, y con la opción de luz de marcha diurna con una fina línea de LED.

Parte trasera

Este sector también se renovó con un alerón en la parte superior de la tapa de baúl, que ganó ventana con contornos más envolventes, espacio central para la fijación de la placa patente, y faros más alargados y bipartidos.

Pero la clave que le interesa al potencial comprador está en el interior. Desde su lanzamiento, el mayor diferencial de Spin en su segmento fue el generoso espacio disponible para ocupantes y equipaje. Y en este rediseño mantiene esa característica, pero con el agregado de una segunda fila de asientos deslizable. Al estar montada sobre rieles, el asiento puede ser movido cinco centímetros hacia adelante o seis hacia atrás, con el propósito de redistribuir mejor los espacios, según la necesidad del usuario. El respaldo también es ajustable en inclinación. Además, la parte trasera de los asientos del conductor y del acompañante también fueron rediseñados para ampliar en hasta otros 2,6 cm la segunda fila de asientos.

En el caso de los dos asientos adicionales en la tercera fila, éstos pueden ser rebatidos para ampliar el volumen de carga. Por ejemplo, en las configuraciones de cinco lugares, el baúl de 710 litros puede llegar a 756 litros con la segunda fila de asientos desplazada totalmente hacia adelante. La capacidad de carga del baúl con los asientos traseros rebatidos, puede llegar hasta los 1.841 litros tomando hasta el borde de los asientos delanteros y hasta el techo.

En esta oportunidad incorporó puntos de anclaje para asientos infantiles del tipo Isofix y Top Tether, junto con el quinto apoyacabezas y cinturón de seguridad de tres puntos en el asiento central de la segunda fila.

Sin embargo, ninguna de las versiones dispone de Control Electrónico de Estabilidad (ESP), un elemento de seguridad activa fundamental, sobre todo en un vehículo destinado a la familia.

Otros detalles

Otra novedad es que desapareció en todas las versiones la rueda de auxilio colgada del portón trasero. En cuanto al diseño de paneles y consolas, se aprecia un salto de calidad en cuanto a texturas y colores que se extienden a los revestimientos de los asientos. En la versión tope de gama, la LTZ, los asientos vienen con costura pespunteada, acompañando el mismo estilo aplicado en las terminaciones del volante.

Con una nueva computadora de a bordo, el cuadro de instrumentos ahora es similar al del Chevrolet Tracker. Además, el retrovisor con ajuste eléctrico y sensor de estacionamiento ahora son elementos de serie desde la versión de entrada (LT).

Salidas del aire acondicionado, guantera, moldura de la pantalla multimedia y comandos como el de los cristales, trabas y retrovisores eléctricos se han actualizado. Además posee una alerta sonora que avisa el olvido de objetos o personas en los asientos traseros del vehículo.

Nota completa en Revista Weekend del mes Septiembre 2018 (edicion 552)

Temas en este artículo: , , , , ,

Deja un comentario