La Ruta de la Muerte

Conocida internacionalmente como la Death Road, está en Bolivia y une La Paz con Coroico. El desafío es hacer un descenso de 63 kilómetros en mountain bike, por el camino más peligroso del mundo.

En realidad, desde marzo del 2007 la ruta es algo menos peligrosa, aunque merece mucho respeto. La mayor parte del tráfico vehicular se ha desviado a un nuevo camino y los accidentes siguen ocurriendo, hasta los fatales.

Pero en definitiva, los riesgos bajaron para el descenso y para minimizarlos, hay operadores de tours organizados para encarar esta propuesta. El primer consejo es asegurarse que sean de los más calificados en su equipamiento y servicios. Hay bastante oferta para este programa, hoy en día famoso, y no hay que fijarse tanto en los precios sino en lo ofrece cada empresa. Vamos a dar como ejemplo, las cosas más importantes a chequear. Las bicis tienen que ser de doble suspensión y con frenos a disco hidráulicos. Y claro, su estado de mantenimiento tiene que ser perfecto. En cuanto al equipo para el ciclista, el ideal a proveer sería: casco, rodilleras, coderas y guantes.

Tiene que haber un guía experimentado y calificado cada cinco bikers, un vehículo de apoyo, y un servicio de ambulancia previsto (hacia La Paz) en caso de accidentes.

Ejemplos de operadoras calificadas: Gravity Biking, Altitude Adventures, Biking Bolivia.

El programa organizado dura un día completo, y la aventura comienza saliendo desde La Paz a 3.600 metros de altura hacia los pies de la Cordillera de los Andes o Cordillera Real, exactamente hasta un lugar llamado La Cumbre, a 4.700 metros, en pleno altiplano, frío y carente de vegetación. El angosto camino desciende por 63 kilómetros hasta Yolosa, a una altitud de 1.200 metros. Ese punto de destino en un portal de entrada al Amazonas boliviano, en el exuberante paisaje verde de las yungas. El festejo gastronómico por el éxito en el descenso, se hace en la localidad de Coroico.

En cuanto a temporada para hacer el desafío, todo el año, pero desde principios de diciembre hasta fines de febrero es la temporada de más lluvias, y el descenso puede llegar a suspenderse si el guía considera que no están dadas las condiciones de seguridad.

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario