Claves para aprovechar la inercia

Cómo hay que hacer para no quedarse encajado en la arena y para trepar con seguridad los médanos. A cuántas RPM debe girar el motor.

Cuando hablamos de conducción 4×4, tenemos que tener en cuenta ciertos aliados. Por ejemplo, en la piedra nuestro aliado es el torque, porque nos da la fuerza necesaria para trepar una roca a baja velocidad. En el barro, la fuerza centrífuga, que hace que las ruedas al girar evacuen el barro del dibujo limpiando nuestro neumático y dándole capacidad para volver a cargar y seguir traccionando. Y en la arena nuestro aliado principal es la inercia, de la cual vamos a ocuparnos hoy.

Detalles fundamentales. Cuando circulamos por la arena, hay varias cosas que tenemos que tener en cuenta. Por ejemplo, desinflar nuestros neumáticos, que se ablandan y ensanchan mejorando así la tracción. Además tenemos que intentar no derrapar o, como se dice comúnmente, circular por sobre la arena y no por debajo de ella, y para ello lo más importante es aprovechar la inercia.
Velocidad adecuada. Si nosotros aprovechamos la inercia que tenemos y tratamos de no perderla, vamos a circular mucho más cómodos y seguros en esta superficie, pero tenemos que tener la precaución de no excedernos en la velocidad a la hora de aprovechar la inercia, porque si circulamos a alta velocidad podemos perder el control o golpearnos contra un obstáculo. Y si perdemos el control podemos tener un accidente, que es algo que siempre debemos intentar evitar cuando hacemos 4×4. Porque si golpeamos contra un obstáculo a alta velocidad, lo más probable es que rompamos nuestro vehículo o también que tengamos un accidente, todas situaciones que no podemos permitirnos, porque el 4×4 equivale a seguridad.
Cómo se hace. Hay varias formas de aprovechar la inercia en la arena. La primera es ir dosificando la velocidad todo el tiempo, no apretar el acelerador a fondo, sino ir acelerando en los momentos justos y desacelerando, esto lo hacemos para no excedernos en la velocidad y no correr riesgos. Otra forma es mantener un régimen de revoluciones alto, ¿qué significa esto? Cuando circulamos en zona de médanos jamás permitamos que nuestro motor gire a menos de 2.500/3.000 RPM, de esta manera siempre vamos a tener la posibilidad de mantener la inercia. Con pequeñas aceleradas no perderíamos nuestra inercia y circularíamos seguros en esta superficie. Esta técnica es muy importante si lo que queremos es realizar el ascenso de un médano pronunciado. En ese caso tenemos que tomar envión, llegar a la base del médano con mucha inercia para encarar la trepada y, si mientras subimos sentimos que empezamos a perder revoluciones, bajamos un cambio rápidamente, cosa de mantener el régimen alto. Si vemos que con ese rebaje no logramos coronar la cima, hacemos otro rebaje y nunca bajamos de las revoluciones indicadas, de esta manera mantendríamos la inercia hasta la cima.

Cuándo acelerar. Saber el momento de hacerlo es la forma más importante para aprovechar la inercia en la arena. Hay que estar muy atento y hacer maniobras decididas, con firmeza y sin dudar. Si estamos  bajando un médano bien pronunciado y vemos que a la salida tenemos un ángulo negativo para acceder al siguiente médano, o sea, otra subida, no hay que esperar para acelerar hasta que el vehículo baje por completo, porque nos quedaríamos encajados. Y si aceleramos antes de bajar, golpearíamos fuerte contra el piso. El secreto es acelerar en el momento justo. ¿Cuándo es el momento justo? Cuando las dos ruedas delanteras ya llegaron al final de la bajada y comienza a levantar la trompa y las dos ruedas traseras aún están haciendo el descenso. Si en ese momento aceleramos fuerte, probablemente logremos subir el siguiente médano sin problemas y estaremos aprovechando la inercia para acelerar en el momento justo.

Nota completa en Revista Weekend del mes de Septiembre 2018 (edición 552)

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario