Nissan X-Trail: movilidad inteligente

Este modelo es la tercera generación de uno de los históricos SUV de la marca japonesa. Viene con motor 2.5, caja CVT y mayor conectividad.

Por

Y pensar que, inicialmente, el proyecto de la Nissan X-Trail había sido rechazado por inviable… Corrían los últimos años de los ‘90 cuando Carlos Ghosn, presidente de Renault, se hacía cargo de la conducción de la empresa japonesa que venía de mal en peor. Renault había establecido una alianza con Nissan por la que controlaba el 36 % de los derechos de voto de la japonesa, aunque cada una mantenía su independencia. Sin embargo, el directivo brasileño-libanés estaba decidido a llevar adelante un profundo plan de reestructuración reduciendo fábricas y achicando el plantel de empleados.

El proyecto X-Trail venía de antes de su llegada. Era la respuesta que la casa de Yokohama había imaginado para competir en el naciente segmento de los todoterreno livianos contra Honda CR-V y Toyota RAV-4. Sin embargo, en un principio Ghosn había sido inflexible: rechazó el plan de desarrollo para la X-Trail aduciendo que “sin ganancias, no hay proyecto”. Sin embargo, al poco tiempo la compañía comenzó a revertir su situación y el proyecto X-Trail tuvo luz verde. Su lanzamiento coincidió con una nueva imagen de marca y el inicio de la meteórica recuperación económica de Nissan. Hoy, el modelo lleva casi 20 años de vigencia y va por la tercera generación. De acuerdo con Jato Dynamics –empresa de inteligencia y estadística automotriz– con un total de 814.000 unidades vendidas, Nissan X-Trail se ubicó en 2017 como el SUV más vendido en el mundo y, en general, como el cuarto vehículo más comercializado.

En la Argentina

La generación vigente llegó a nuestro país muy pocos meses atrás para complementar la oferta de SUV de la marca japonesa, posicionándose entre el Kicks y el Murano. Esta nueva X-Trail muestra un conjunto de tecnologías basadas en la visión de marca conocida como Nissan Intelligent Mobility (Movilidad Inteligente Nissan) basada en ofrecer autonomía, electrificación y conectividad.

Estas tecnologías están concentradas en: Control Inteligente de Manejo (Intelligent Ride Control) que, al regular el torque mediante la transmisión y los frenos, disminuye las imperfecciones del camino para una conducción más confortable y segura; Control Inteligente de Tracción (Intelligent Trace Control), que permite prevenir subvirajes aplicando frenado en las ruedas internas ayudando a girar en sentido deseado; Freno Inteligente del Motor (Intelligent Engine Brake), al aplicar los frenos el vehículo ajusta el torque del motor por medio de la caja CVT, para disminuir la inercia reduciendo el esfuerzo del frenado y generando mayor control del vehículo; 4×4 Inteligente, con la ayuda de sensores y de la computadora de a bordo permite medir si las ruedas derrapan y distribuye inmediatamente el poder del motor hasta un 50 % en las ruedas traseras, tanto sobre asfalto como fuera de él, maximizando la tracción.

La nueva Nissan X-Trail viene equipada con el conocido motor 2.5 DOHC de 4 cilindros y 16 válvulas, que entrega una potencia de 171 CV y 233 Nm de torque, y transmisión Xtronic CVT con comando secuencial de siete velocidades preprogramadas. Cuenta con dirección asistida eléctricamente (EPS) que se ajusta a la celeridad del vehículo. De esta forma, se vuelve más ágil a velocidades bajas, facilitando reversa y estacionado; mientras en las altas el sistema se vuelve más rígido, aumentando la sensibilidad y la respuesta.

Seguridad y confort

Uno de los aspectos más importantes en un vehículo de estas características –por porte, potencia y uso familiar– es la seguridad. En este caso, los dispositivos pasivos son seis airbags (frontales, laterales y de cortina), ganchos isofix y cinturones de seguridad de tres puntos en los cinco asientos. En cuanto a seguridad activa, viene equipado con controles de tracción (TCS), de ascenso y descenso en pendiente, de estabilidad (ESP) / dinámico vehicular (VDC); sistema anti-bloqueo de frenos (ABS), distribución electrónica de frenado (EBD), asistencia de frenado (BA),  alerta de salida del carril (LDW) y sensores de estacionamiento traseros.

El confort para los ocupantes está marcado por un techo solar panorámico de gran tamaño con apertura/cierre de un solo toque, con cortina deslizable; puerta de baúl con apertura “No Touch” (sólo hay que pasar la mano o el codo por el sensor en la zona central del portón trasero para que se abra automáticamente); llave inteligente que permite ingresar al vehículo y encenderlo con sólo presionar un botón, aire acondicionado automático bizona con regulación dual de la temperatura, y computadora de a bordo con pantalla a color de 5”, que entrega mucha información sobre la performance y permite hacer ajustes en los parámetros del vehículo.

Nota completa en Revista Weekend del mes agosto 2018 (edicion 551)

Temas en este artículo: , , , , ,

Deja un comentario