Mano a mano con los maestros constructores de American Chopper

Paul Teutul Senior y Junior, padre e hijo vuelven al ruedo este mes en televisión con sus innovadoras motocicletas, a la vez que intentan recomponer la relación familiar.

Por

Los amantes de las motocicletas tienen una cita de honor –que se va renovando– con los Teutul, padre e hijo especialistas en tunear estos vehículos de dos ruedas hasta convertirlos en verdaderas obras de arte. Los conocimos a través del programa American Chopper que, durante diez años, mostró su vida en un reality sin ocultamientos. Fueron 233 episodios de una hora hasta que la sociedad laboral se disolvió por enemistad entre las partes. Luego de cinco años, el programa volvió a rodarse con la reunión de Paul padre e hijo, quienes desembarcan nuevamente en Discovery desde el 21 de agosto, todos los martes a las 21.

Juntos son parte de esa cofradía de artesanos que tienen una lista de clientes de primera línea que incluye celebridades (como Bill Murray, Billi Joel y Will Smith), atletas y hasta empresas de las más cotizadas (como Microsoft y los creadores del juego World of Warcraft), y que ahora están tratando de recuperar su relación.

Paul Sr. renovó el taller Orange County Choppers (en  Anaheim, California, Estados Unidos) para transformarlo en un complejo que incluye cafetería, cancha de bowling, restaurante y un impresionante showroom. Pero este cambio trajo aparejado un gran costo y la carga de altos gastos estructurales en un momento en que la falta de clientes en el taller se hace sentir. Mientras tanto, Paul Jr. también padeció los altibajos de una economía difícil con un negocio que gira únicamente en torno a construcciones personalizadas costosas y comisiones cada vez más difíciles de conseguir. Ahora es un jefe de familia que está preocupado por la estabilidad a largo plazo de su emprendimiento Paul Jr. Designs.

 

Jefes de familia

En conversación telefónica con revista Weekend, los Teutul aseguran que han dejado el pasado atrás y se explayan sobre el tema que más les interesa. Paul padre reconoce que le resulta difícil decir cuál fue la peor moto en la que anduvo “porque hubo muchas. Pero una de las mejores que tuve la oportunidad de conducir –si bien no es mi favorita– fue la Aragon, que es realmente genial”. Este hombre fue marinero hasta que instaló una acería que mantuvo durante 26 años.  Allí tenía un socio al que le encantaban las motos y podía “hacer cosas que otros no. El no compraba motos, las construía de cero. Desde el chasis, trabajaba a mano prácticamente todos los componentes. A partir de esa época comenzó mi inspiración”.

Sus motos son esculturas sobre ruedas, aunque ahora se están vendiendo menos en los Estados Unidos (lo contrario de lo que ocurre aquí) y la tendencia pone en primer lugar a las Cafe Racer y otros estilos más hipster (y menos chopper). Sin embargo, el jefe de esta dinastía de constructores le encuentra la ventaja a la moda: “La verdad es que todo es una tendencia. Acabamos de fabricar una Cafe Racer realmente muy linda. Para mí, adoptar ese estilo es una bocanada de aire fresco, similar a la de la moto con llantas anchas. Es más tradicional”.

Para el hijo, después de haberse independizado, ¿qué será lo que lo movió a volver a trabajar con el padre?: “Tuvimos cinco años de descanso luego de unos diez muy intensos. Creo que estamos listos para volver al ruedo y mostrarle a la audiencia cómo construimos los prototipos que la gente está acostumbrada a vernos fabricar. Además, pienso que es el momento indicado. En nuestro país hay una especie de nostalgia flotando en el aire televisivo con el regreso de muchos programas. Es importante aclarar que la dinámica entre mi padre y yo está cambiando porque estamos parados en lugares distintos respecto de lo que ocurría en el pasado. Será interesante ver cómo funciona ahora. Siento que estamos renovados y listos para embarcarnos en el proyecto”, manifiesta Junior.

 

Weekend: ¿Tiene sentido comenzar a personalizar las motos en estos días? ¿Qué se puede hacer para seguir sorprendiendo al público?

Paul Teutul Jr.: ¡Sí! Para mí, tiene sentido porque construyo motocicletas temáticas y, si la temática cambia, el aspecto también. Nuestros productos siempre son distintos. A diferencia de mi padre, soy un diseñador impulsado por las emociones, muy expresivo. Una de las divergencias más grandes de nuestro proceso es que, cuando yo hago una creación, no utilizo dibujos. Trabajo estrictamente con lo que sale de mi cabeza, poniendo mis manos en el elevador o el chasis.

W: ¿Cuál es el mayor desafío cuando se fabrica una chopper?

Paul Teutul Sr.: Creo que es la creatividad, hacer algo diferente de lo que se vio antes. Tratamos de hacer motocicletas realmente extraordinarias. Y en el futuro, sin importar lo pueda pasar, estaré haciendo lo mismo porque es mi pasión. La verdad es que no me veo haciendo mucho más que esto. Porque mi ética para el trabajo sigue intacta.

W: Imaginen que tienen que recomendarle una motocicleta a un muchacho que va a dar su primera vuelta, ¿qué modelo elegirían y por qué?

Paul Jr.: Hay que aclarar que depende del muchacho. Si es de contextura robusta, le podría recomendar una Harley grande o, incluso, una Goldwing. Ahora, si su físico es más pequeño, quizás le sugeriría una Triumph. Descubrí que, a veces, la gente prueba y comienza con motos más pequeñas y rápidamente les quedan chicas una vez que aprenden a andar. Pero, si la persona se las ingenia para conducir motocicletas más grandes, es una mejor opción. En el largo plazo, seguramente preferirá una máquina con más caballos de fuerza. Especialmente, si sale en grupo, porque querrá mantenerse a tono. Por lo tanto, no hay una respuesta clara y definida que sea aplicable a todos. Creo que depende mucho de cada persona.  

W: ¿Cuál será su próximo desafío y qué es lo novedoso de esta temporada?

Paul Jr.: Creo que lo más novedoso será vernos intentando forjar una relación. Ha pasado bastante tiempo desde la última vez que trabajamos juntos.
Eso es lo que se verá en esta temporada, y será de gran manera. Todavía seguimos filmando, de modo que no sabemos cómo va a resultar. Considero que tendremos clientes importantes. Hicimos cosas increíbles. Estoy ansioso de poder expandirme a algunos territorios diferentes este año.  

Nota completa en Revista Weekend del mes agosto 2018 (edicion 551)

Deja un comentario