La importancia de revisar los neumáticos después de las vacaciones

Las cubiertas se pueden dañar o desgastar irregularmente tras recorrer largas distancias o realizar fuertes frenadas, lo que puede derivar en un mal agarre del vehículo.

Durante las vacaciones, grandes cantidades de autos se movilizan hacia diferentes destinos turísticos del país exponiéndose a situaciones diversas. Los largos recorridos, el mal estado de las rutas o incluso las fuertes frenadas, pueden desgastar irregularmente los neumáticos, que son determinantes para un buen agarre del vehículo y por lo tanto, para la seguridad de los pasajeros.

Al regresar, lo más recomendable es hacerlos revisar. Empezando por lo básico, es necesario medir la presión de los neumáticos, asegurándose que no estén bajos. Tomando como promedio un auto mediano, es ideal que cuente con una presión de 28 o 29 libras. Luego, revisar que no haya un posible desgaste irregular, corte o deformación, así como tampoco ningún clavo o elemento que pueda dañar el neumático. Por último, revisar la banda de rodamiento de cada neumático, que es la superficie que se apoya contra el piso, y de igual manera examinar que no haya desgastes en los bordes ni que el labrado tenga la profundidad adecuada (no menor a 1.5 milímetros, límite recomendado).

En caso que haya que cambiar uno o más neumáticos, la marca Goodyear sugiere:

Cambio de un solo neumático. No es recomendable cambiar uno solo, debido a que la diferencia de agarre y desgaste de los demás producen inestabilidad en el frenado y diferencia de velocidad en la rotación, afectando a los sensores del vehículo, así como a los abs, y el control de tracción. En el caso que se haga, el mismo debe ser de la misma marca y modelo para mantener la adherencia, reacción y frenado correcto.

Cambio de dos neumáticos. En el caso de cambiar dos neumáticos, deben mantener el mismo tamaño que los otros dos, pero pueden ser de mejores prestaciones y calidad. Los mismos deben colocarse en el eje trasero, ya que de esta forma ayudan al conductor a mantener más fácilmente el control sobre superficies mojadas y curvas.

Cambio de los cuatro neumáticos. En el caso del cambio de los cuatro neumáticos, las posibilidades son muy amplias, ya que se pueden cambiar a neumáticos de diferente tamaño, de mejor calidad, o incluso unos adecuadas al tipo de conducción o terreno sobre el cual se conduzca habitualmente. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que se debe cumplir con las especificaciones del fabricante del vehículo respecto a cambio de dimensión. Si no tiene especificación al respecto a la altura de la rueda, esta no debe superar el 3% de la dimensión original.

Temas en este artículo: , , , , ,

Deja un comentario