Las joyas ocultas del desierto de Néguev

Prácticamente desconocido para la mayoría de los que visitan Israel, este inhóspito paraje ocupa más de la mitad del país y tiene muchas atractivos interesantes para descubrir.

El Néguev es un desierto de Israel prácticamente desconocido en el mundo. Ocupa el 60 % de su territorio y sólo se acercan a conocerlo el 5 % de los turistas que visitan anualmente el país. Un verdadero desperdicio, ya que cuenta con muchas propuestas interesantes para vivir un viaje completamente diferente y único.

Parque Nacional de Ein Avdat: su principal atractivo está en los imponentes cañones formados por el flujo de agua proveniente de distintos canales de agua. Dispone de varias rutas de que permiten ver de cerca cómo el agua ha ido creando este vergel en mitad del desierto.

Shivta: entre Beerseba y el cráter Ramon se encuentra el sitio arqueológico de Shivta, un lugar esencial en la ruta del Incienso, que partía de Arabia y llegaba al resto de Europa a través del Mediterráneo tras pasar por Petra y cruzar el Néguev.

Cráter Ramon: el más grande del mundo y la joya del desierto del Néguev. A pesar de su increíble tamaño, su origen no es meteórico, sino tectónico. El movimiento a diferentes velocidades de las dos placas que friccionan a lo largo del río Jordán provocó, durante miles de años, que el centro del cráter se fuera vaciando de los materiales geológicos más débiles. Con 40 kilómetros de largo y 8 de ancho, la mejor forma de conocerlo es a través de una excursión 4×4 o arriba de un camello.

Pop-Up Oasis Hotel: es una propuesta ecológica de alojamiento en medio del desierto. Permite disponer de una tienda con todo tipo de instalaciones y sin generar residuos ni daño al medio ambiente. Una especie de oasis alejado de cualquier núcleo urbano para sentir de cerca el desierto y la mejor manera de ver las estrellas sin renunciar a ninguna comodidad.

Parque de Timna: al sur del cráter Ramon, se encuentra este parque que es hogar de la mina de cobre más antigua del mundo y que está lleno de hermosas singularidades geológicas.

Eilat: es la capital del sur de Israel y uno de los centros de vacaciones más populares entre los israelíes gracias a sus benévolas temperaturas en invierno, su costa frente al mar Rojo, con un pequeño arrecife de coral, y sus glamurosos hoteles.

 

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario