Eduardo Abril de Fontcuberta: el maestro sniper

Uno de los máximos exponentes mundiales del long range, que dispara a 1.600 m de distancia, visitó nuestro país y dialogó con Weekend acerca de las particularidades de la disciplina y del evento que realizó en Córdoba.

Por

La visita de Eduardo Abril de Fontcuberta a la Argentina no podía pasar inadvertida para los aficionados al tiro a largas distancias. La fama de este madrileño ha trascendido las fronteras y sus antecedentes en la materia lo llevan por el camino de convertirse en una leyenda.

Ex legionario, campeón mundial de tiro con fusil a mil yardas (914,4 m) con .50 BMG en varias oportunidades y –tal vez la nota más colorida– instructor del célebre sniper estadounidense Chris Kyle. Gracias a una iniciativa de la Asociación de Tiro de Precisión a Larga Distancia de la República Argentina, el master sniper español vino a nuestro país para dictar un seminario en Córdoba.

Una apreciable cantidad de tiradores se dio cita en la provincia mediterránea, convocados por Daniel Esteban Silva, directivo la de la Asociación anfitriona y organizador del evento. Deportistas e integrantes de Fuerzas Especiales compartieron experiencias y aplicaron las enseñanzas de Fontcuberta en el campo de tiro, bajo su atenta mirada y dirección.

Márketing vs. compromiso

 

Con fusiles de calibres tan variados como el .260 Remington, .308 Winchester, .300 Win Mag, .338 Win Mag, .338 Lapua y .50 BMG, los participantes efectuaron disparos a blancos con una distancia máxima de 1.600 metros. El eximio tirador es el factóctum y promotor del importante torneo denominado King of Two Miles (rey de la dos millas), una de las más difíciles competencias de tiro a distancias extremas. En esta oportunidad, delegó en Daniel Esteban Silva la próxima realización en nuestro país del torneo, por lo que nos convertiríamos así en el primer estado latinoamericano en disputarlo. Una amena y exclusiva charla nos permitió conocer su pensamiento sobre esta disciplina.

 

Weekend: ¿Es necesario poseer un equipamiento especial para iniciarse o competir en Long Range?

Eduardo Abril de Fontcuberta: Los aficionados generalmente persiguen fantasmas. Fusil, calzado, mochila… Demasiado marketing. Lo importante es buscar la eficiencia de lo que tenemos.

W.: Presumo que la imagen idílica de los sniper profesionales incide en la búsqueda o pretensión de esos equipos tan especiales.

E.A.F.: El sniper profesional es, ante todo eso, un profesional. Y tiene que utilizar un equipamiento –fusil y mira– que otros han elegido. El no tiene injerencia en lo que compra su fuerza. Está en su capacidad e instrucción sacar el máximo rendimiento de esos elementos.

W.: Eso significa que el equipamiento….

E.A.F.: ¡No confundamos hombre! Lo que sucede es que prefiero un tirador altamente entrenado con un equipamiento normal que a uno con un fusil de 25.000 euros y sin el suficiente entrenamiento.

W.: Esa precisión extrema a tan largas distancias, ¿es fundamental para un francotirador profesional?

E.A.F.: Seamos realistas. Un MOA (minute of angle) a mil yardas equivale a 25 centímetros. Lo que es suficiente para cualquier tarea.

W.: En nuestro país se ha difundido la caza long range, lo que ha provocado algunas controversias entre cazadores tradicionales –que recechan la presa hasta colocarse a la mínima distancia posible– y los adeptos a esta nueva modalidad. ¿Cuál es su opinión al respecto?

E.A.F.: Tal vez como actividad cinegética, el tiro a grandes distancias no sea lo indicado para una cacería tradicional. Pero ten presente esto: un cazador acostumbrado a disparar siempre a 100 o 150 metros, por diversas circunstancias –tales como la geografía de vuestro país en el sur– se encuentra que su presa está a unos 400 o 500 metros con imposibilidad de acercarse. Un tiro difícil sin dudas para ese cazador, ¿no? Bueno, si él es un tirador que ha practicado Long Range a distancias de 1.000 o más metros, no tendrá inconvenientes en realizar ese disparo con excelente precisión. Otra utilidad del LR en la caza es para realizar lo que ustedes llamais raleo, o sea la regulación de especies. Es común que en una finca haya que abatir con tal fin y en poco tiempo unos 200 venados, por dar un ejemplo. Bueno, si se utiliza el método tradicional de cacería para hacerlo, se requeriría de una gran cantidad de cazadores y muchos días de trabajo, con los inconvenientes que ello acarrea.

W.: ¿Trabaja para alguna empresa?

E.A.F.: (Sonríe) Para muchas!!! (Es el Director de la Steyr Academy, consultor de la empresa Barrett, integra el 5.11 Long Range Rifle Team y es contratado continuamente para asesorar a importantes firmas sobre la fabricación de miras y fusiles especiales).

W.: Luego de estos cuatro días compartidos con tiradores locales, ¿que opina de ellos?

E.A.F.: Me ha llamado la atención el grado de compromiso que tienen con la disciplina. Sí, los veo muy comprometidos.

W.: ¿Un calibre para iniciarse?

E.A.F.: El .308 Winchester. Para iniciarse, aprender y continuar.

W.: ¿Y un calibre?

E.A.F.: Aquí, sin duda el .338 Lapua Magnum.

W.: ¿Por qué?

E.A.F.: Es sumamente apto para distancias extremas y se consigue munición y los elementos para su recarga. ¿De qué vale tener un fusil calibre .408 CheyTac y no contar con la suficiente munición
para entrenar?

W.: Ya concluido este encuentro, ¿se queda unos días en nuestro país?

E.A.F.: No, viajo pasado mañana hacia los Estados Unidos, a Steyr América, porque estamos desarrollando un nuevo fusil para snipers y tenemos que hacer las últimas pruebas.

W.: ¿Un último consejo?

E.A.F.: Capacítense. Un hombre capacitado suple el nivel del fusil.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario