Cómo transportar la bicicleta de forma segura en el auto

Tanto de vacaciones como en miniturismo, hay soluciones prácticas para incorporar las dos ruedas al paseo familiar. Ventajas y desventajas.

Por

Muchas personas no pueden desprenderse de su bicicleta, ni siquiera
cuando salen de vacaciones. Hay varias formas de transportar la bici
en el auto pero hay que tener en cuenta algunas consideraciones.
Cada sistema tiene ventajas y desventajas.

Básicamente hay tres maneras de transportar la bicicleta en el
automóvil: en el techo, en el interior o en la parte posterior. “No
se puede determinar cuál es el modo más apropiado”, dice René
Filippek de la Asociación Alemana de Ciclistas (ADFC).

Lo más amigable para la bicicleta es que vaya en el interior del
auto. “Sin embargo, esto sólo es posible con camionetas o furgonetas.
En los autos normales, muchas veces hay que desmontar las ruedas”,
señala el especialista en bicicletas David Koßmann.

En el interior del automóvil, la bici puede ir sujetada a un
portabicicletas con un sistema de rieles. En caso de que no haya
suficiente espacio, hay que desmontar la rueda delantera.

”La desventaja de este sistema es que se reduce el espacio en el auto
para otras personas o equipaje”, apunta Koßmann. En cambio, las ruedas
están muy protegidas y el precio de este accesorio es bastante
accesible.

Si se opta por el portabicicletas de techo, tiene la ventaja de que
quedan disponibles para otros usos la parte trasera y el baúl
del auto. “Además, se puede combinar a menudo con un cofre de techo”,
explica Koßmann.

La desventaja de este tipo de transporte es que afecta más a la
aerodinámica y, por lo tanto, el coche tiene un mayor consumo de combustible. Además,
el montaje y el desmontaje de la bici es más incómodo.

En la mayoría de los tests realizados, el portabicicleta de techo no
ha obtenido buenos resultados. ”En pruebas de eslalon realizadas en circuitos, al eludir obstáculos o realizar cambios de dirección, hemos experimentado que las
bicicletas sujetadas en el techo a menudo se han inclinado hacia un
costado”, señala Holger Ippen de la revista especializada Auto
Zeitung. En colisiones traseras, las cargas de techo mal aseguradas
también pueden convertirse en un proyectil peligroso.

”También, en el caso de portabicicletas de portón trasero de baja
calidad, han fallado los soportes durante las pruebas, lo que ha
provocado la caída de la bicicleta”, afirma Ippen.

El portabicicletas de portón trasero es un sistema de barras que se
fija en la parte de atrás de una camioneta mediante ganchos y cintas. También hay instalaciones para autos de lujo e incluso en convertibles.

”El vehículo debe tener la aprobación necesaria para transportar un
portabicicletas”, expresa Koßmann. Una camioneta con una puerta
trasera de vidrio no es apropiada para montar este tipo de artefacto.

El sistema favorito entre los expertos es el gancho de remolque que
se sujeta a una plataforma sobre la cual van las bicicletas. ”La baja altura hace que sean fáciles de cargar y algunos modelos incluso tienen una rampa de carga para las bicicletas eléctricas más pesadas”, dice Filippek.

”Además, no perjudica la resistencia del aire, generan menos ruido y
menos consumo de combustible que el transporte en el techo”. La
desventaja es que es más caro que el soporte de portón trasero.

Casi todos los sistemas de transporte son adecuados para bicicletas
eléctricas. “Sin embargo, es aconsejable echar un vistazo a la carga
permitida de cada modelo, que a menudo es de 70 kilos”, sugiere
Koßmann. Con un peso de 25 a 30 kilos por bici eléctrica, este límite
se alcanza rápidamente.

La Asociación Alemana de Ciclistas recomienda no transportar
bicicletas eléctricas en el techo justamente porque la carga de techo
aprobada puede excederse rápidamente.

Fotos: dpa

 

Deja un comentario