Sonoma, tierra de kayaks y granjas

Por

Con cuidado y casi con amor, Ashby Marshall acerca la
cara al barril de roble de color claro. Aprieta la oreja contra la
madera y percibe vibraciones. Y es que el barril, en el que reposa
whisky de su destilería Spirit Works en la ciudad californiana de
Sebastopol, recibe desde un altavoz el sonido de “El Cascanueces” de
Chaikovski en una versión del Ballet de San Francisco. ¿Y eso por qué? “Otras personas hablan con sus flores. Nosotros queremos saber si la música influye en el sabor del whisky”, explica Marshall.

En el condado de Sonoma, en el norte de California, mucha gente
prueba cosas nuevas. Desde hace muchas décadas se vienen produciendo
vinos en las diferentes regiones del territorio. En los últimos años se han añadido novedosas destilerías, carnicerías y queserías. Y también restaurantes “farm to table”, donde los ingredientes para la cocina provienen de las granjas situadas en los alrededores. Muchas están a orillas del Pacífico y en las
suaves colinas verdes del interior. Ovejas, cabras y vacunos adornan
el paisaje. Al otro lado de la famosa carretera Highway 1, las olas
del Pacífico golpean las rocas escabrosas.

En el pasado llegaron por este mar los rusos. Hace más de 200 años
fundaron en lo que hoy es Fort Ross, su base más meridional en
Norteamérica. Actualmente, apenas quedan rusos en la región pero sí
referencias históricas. Por ejemplo, el Russian River, que desemboca
en el Pacífico, es un río popular entre kayakistas y campistas. Y en
el mapa de la región pueden encontrarse nombres tan rusos como
Sebastopol o Moscow.

Actualmente, quienes se afincan en Sonoma ya no son granjeros sino
sobre todo personas que huyen de la ajetreada vida urbana en Bay
Area, San Francisco y Silicon Valley. Quieren estar en la naturaleza
y crear algo con sus propias manos y de la forma más ecológica
posible, como Ashby Marshall con su whisky y ginebra.

Otro ejemplo es Sheana Davis, una excelente cocinera que elabora
quesos para restaurantes y viticultores. Además, enseña a las
personas interesadas cómo se elabora el queso y cómo mejora su sabor
combinado con vino, sidra, cerveza o bebidas de alta graduación. Algo
que no es fácil en los Estados Unidos.

Y también se han asentado en el condado de Sonoma extranjeros como la
alemana Anne Moller-Racke, quien ya lleva 30 años viviendo allí. En
Buenavista, la zona vitivinícola más antigua de la región de
Carneros, encontró las condiciones climáticas ideales para cultivar
las variedades de uva Pinot Noir y Chardonnay.

El clima favorable y las muchas horas de sol generan aquí vinos
afrutados. En Sonoma no hay bodegas gigantescas como en la vecina
Napa Valley. La alemana, miembro de la cooperativa Donum Estate,
tiene un pequeño viñedo que sólo produce al año 5.000 cajas de 12
botellas cada una.

La cooperativa Donum Estate tiene algo peculiar: “Los dueños son
grandes amantes del arte”, cuenta Moller-Racke durante un paseo entre
las vides. Entre las flores y hierbas de un jardín hay una réplica a pequeña
escala del Toro de Wall Street. La pistola con el cañón anudado que
se encuentra frente al edificio de las Naciones Unidas en Nueva York
también adorna la entrada del jardín de esculturas de la cooperativa.

La obra estrella son los 12 signos zodiacales creados por el famoso
artista chino Ai Wei Wei. Las esculturas de bronce se encuentran en
un sitio de honor en el camino que conduce a los viñedos y también
aparecen en las etiquetas de Donum Estate.

La cercana Bay Area es una región próspera donde se han fundado
algunas empresas emergentes al margen de la industria de alta
tecnología. Dos amigos, Neil Dipaola y Ryan Miller, crearon en
Guerneville el Autocamp Russian River, un camping de lujo compuesto
por 23 casas rodantes agrupadas en forma de herradura más diez
amplias tiendas de campaña, todas con condiciones propias de los
mejores hoteles.

Hay un jardín donde los visitantes pueden hacer fogatas por la noche
y asar malvaviscos. En todo el terreno hay conexión rápida de WiFi
porque, si bien los nuevos empresarios de Bay Area quieren volver a
las raíces y crear cosas nuevas, no pueden prescindir del mundo
virtual y de las redes sociales.

Información básica: Sonoma

Cómo llegar: en avión a San Francisco y desde allí en coche de
alquiler al condado de Sonoma. Un primer momento culminante del viaje
es el Golden Gate Bridge. Para cruzar el famoso puente en dirección
norte no es necesario pagar peaje.

Alojamiento: en el condado de Sonoma no hay grandes cadenas
hoteleras. La mayoría de los alojamientos son pequeñas pensiones bed
& breakfast que ofrecen habitaciones en un entorno idílico.
También hay alojamientos en algunos viñedos y alternativas como el
campings o cabañas en los árboles. Quien viaje con tienda de campaña
o en autocaravana encuentra en todo el condado campings que se destacan
por su ubicación maravillosa.

Internet: www.sonomacounty.com

Foto: dpa

 

Deja un comentario