El .338 Win Mag sigue sumando adeptos

A los tres cartuchos más populares para la brama de nuestro país, surge una nueva preferencia entre muchos cazadores. Cuál es el motivo. Galería de imágenes.

Por

No hace mucho, en época de brama, hicimos una comparación de los calibres más populares en nuestro país para la caza mayor. Ellos fueron el .308 Winchester, el .30-06 Springfield y el .300 Winchester Magnum. No obstante la utilización de otros cartuchos también muy eficientes, es innegable la popularidad de los tres mencionados. En los últimos tiempos, un nuevo integrante ha ido ocupando un importante lugar en la preferencia de los cazadores vernáculos: el .338 Winchester Magnum.

Introducido por la Winchester en el año 1958, es una versión reducida del .375 Holland & Holland, del que deriva su vaina –convenientemente acortada– y con una punta de 8,6 mm. Sus orígenes se remontan a los experimentos realizados por Charles O`Nel, Elmer Keith y Don Hopkins, quienes acortaron vainas del .375 H&H a 63,5 milímetros, probando primero con puntas de .333 de diámetro y dando origen a un cartucho denominado .333 OKH (por las iniciales de sus apellidos) que no obtuvo el éxito esperado. Posteriormente, ya con su punta definitiva de .338, vio la luz como cartucho comercial producido por la Winchester.

Si bien los primeros tres mencionados comparten entre ellos el mismo diámetro (.30 o 7,62 mm), es posible hacer una comparación con el .338 Win Mag para tener una evaluación de sus performances, utilizando el mismo peso de punta: 180 grains. Los parámetros publicados fueron realizados utilizando puntas Nosler Balistic Tip del peso mencionado.

<.308 Winchester: desarrolla una velocidad en boca de 2.600 pies por segundo, con una energía de 2.687 libras/pie cuadrado; llega a una distancia de 100 metros con una velocidad de 2.418 pps y una energía de 2.504 lb/p2.

<.30-06 Springfield: la velocidad en boca para una punta de 180 grains se incrementa en relación al .308 Win., alcanzando los 2.780 pies por segundo en boca, con una energía de 2.873 libras/pie cuadrado. A una distancia de 100 metros se reduce a 2.597 pps y 2.715 lb/p2.

<.300 Winchester Magnum: siguiendo los mismos parámetros, este potente cartucho desarrolla 3.060 pies por segundo y una energía de 3.743 libras/pie cuadrado en boca, llegando a los 100 metros con 2.864 pps y 3.249 lb/ p2.

<.338 Winchester Magnum: este nuevo integrante de los calibres que podemos considerar populares (o en vías de serlo) desarrolla una velocidad en boca de 3.190 pies por segundo y una energía de 3.940 libras por pie cuadrado. Lo que se reduce a 2.895 pps y 3.298 lb/p2 a los 100 metros.

El retroceso

Si bien el .308 Winchester y el .30-06 Springfield están considerados cartuchos con un retroceso medio –perfectamente tolerable por la casi totalidad de los usuarios–, no sucede así con el .300 Winchester Magnum, que mantiene su fama de calibre pateador.

¿Qué sucede con el .338 Winchester Magnum? Medido en rifles del mismo peso (3.800 gramos)  y utilizando los diferentes calibres con el mismo peso de punta, el .308 Win tiene un retroceso con una velocidad de 12 pies por segundo, 13 para el .30-06 Sprg, 16 para el .300 Win Mag y 17 para el .338 Win Mag. Si consideramos el retroceso en libras por pie cuadrado, tenemos para esos calibres 18, 20, 33 y 37 lb/p, respectivamente.

Conclusiones

Estos cuatro calibres son perfectamente aptos para la caza mayor en nuestro país, con la salvedad de que, tanto el .300 Win Mag y el .338 Win Mag, permiten desarrollar velocidades similares a los otros dos pero con mayor peso de punta, lo que redunda en más energía. O, si utilizamos puntas livianas en los dos magnum, obtendremos trayectorias más tendidas gracias a la mayor velocidad.

Respecto del retroceso, hay un parámetro imposible de medir, que es la percepción personal. Disparando tanto con .300 Win Mag como con .338 Win Mag, me resultó más tolerable este último. Como se dice comúnmente… empuja más pero golpea menos. Lo que no es muy científico pero es una realidad.

Nota completa publicada en revista Weekend 546, marzo 2018.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario