Miras telescópicas Minox: una nueva opción para los tiradores

Una marca alemana, que es sinónimo de categoría, incursiona en este campo brindando una opción para aquellos que buscan la excelencia.

Por

La sola mención de la palabra Minox es –para muchos– sinónimo de cámara de fotos para espías. Tal vez los más jóvenes sólo recuerden haber visto, en una película ambientada en la Europa de la Guerra Fría, a un émulo de James Bond accionando una pequeña cámara con la que fotografiaba planos ultra secretos. Pero, más allá de lo novelesco, la cámara existió y era una maravilla de la tecnología.

Para lograr una altísima definición en un negativo de tan sólo 8×11 milímetros, requería de una gran calidad óptica y de una mecánica de precisión. A comienzos de la década del ‘40 su creador –escapando del avance ruso–, se instaló en la ciudad de Wetzlar (Alemania), sede de otra firma emblemática: Leica. A la diminuta cámara siguieron otras con película de formato estándar y  una interesante línea de binoculares. Actualmente, con su tradición de calidad óptica y excelencia mecánica, incursiona en el terreno de las miras telescópicas para armas de fuego.

Liviano y resistente

Los visores ZE-i son una hábil simbiosis entre la óptica de gran definición y la mecánica de precisión. Aunadas en un visor sólido, construido con materiales de alta calidad, brindan un elemento de suma utilidad para la caza. Sus cristales aportan una excelente calidad de imagen y fidelidad de color, incluso en condiciones de escasa luminosidad. Esto ocurre porque están tratados con un revestimiento multicapa. El cuerpo es de un aluminio especial, que es extremadamente resistente a los golpes auque no agrega excesivo peso al conjunto.

Poseen el clásico retículo de caza –German N° 4– con su centro iluminado. Esa retícula iluminada, colocada en el segundo plano focal, puede graduarse en 11 intensidades diferentes. Una particularidad interesante es que puede permanecer conectada ya que, al colocar el fusil en posición vertical, se apaga, volviendo a encenderse en forma automática al recuperar la horizontalidad el conjunto.

La distancia del ocular al ojo del tirador es una de las más grandes en este tipo de miras, lo que favorece su uso en potentes calibres sin temor a que, por el retroceso, se corra el riesgo de tener una experiencia desagradable. Su interior, relleno de gas argón, garantiza la ausencia de empañamientos provocados por los cambios bruscos de la temperatura ambiente.

Dentro de este segmento, óptimo para cazadores, se dispone actualmente en nuestra plaza de dos visores que cubren un amplio espectro de posibilidades cinegéticas, ambos con rangos de 5x de factor de aumento: uno 2-10 x 50 y otro de 3-15 x 56 y tubo de 30 mm.

Distancias extremas

Así, Minox presenta la línea ZP-5, especialmente diseñada para uso táctico o disparo a distancias extremas. La ZP-5 con aumentos variables de 5x a 25x y un diámetro de lente de 56 mm, es su tope de línea para estas especialidades. Con un sólido cuerpo y un tubo de 34 mm, es completamente estanca hasta los 15 metros de profundidad.

Con componentes de calidad adecuadamente trabajados, deja su huella en el campo de tiro. La imagen que trasmite es totalmente nítida hasta los bordes, lo que le permite usar la escala reticular en el borde de su campo de visión y redunda en una importante ventaja. A menudo, en los ámbitos de gran aumento, los bordes de color son completamente invisibles contra el contorno blanco y negro del objetivo.

La distancia ojo/ocular ha sido extendida a los 90 mm, para facilitar su uso con grandes y potentes calibres, tales como el .338 Lapua Magnum o el .50 BMG. La corrección de dioptrías del ocular puede fijarse mediante un tornillo, evitando así corrimientos accidentales que desbalanceen el arma.

La torreta de ajuste de elevación posee la denominada “función de doble giro”, que ofrece dos vueltas de ajuste desde cero, con un recorrido de elevación de 28 miliradians. Las paradas cero en las torretas están marcadas por triángulos grandes. Las líneas de escala y las figuras son lo suficientemente grandes para ser fáciles de leer, mientras que la dirección de ajuste de las perillas es de estilo americano; es decir, en sentido anti horario.

Todo ha sido estudiado al más mínimo detalle, para que los aficionados al long range encuentren en esta Minox un elemento de suma utilidad para su disciplina. Sin dudas, la marca que hace décadas fue sinónimo de cámara espía ha entrado en el mundo de las miras telescópicas por la puerta grande.

Nota completa publicada en revista Weekend 546, marzo 2018.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario