Motores fuera de borda para el trabajo duro

Prueba de resistencia en las aguas del río Paraná para los Mercury SeaPro de alto desempeño, especialmente diseñados para uso profesional y comercial. Galería de imágenes.

Por

Especialmente diseñados para uso profesional, la nueva gama de motores fuera de borda Mercury SeaPro Fourstroke (cuatro tiempos) va de los 60 a los 150 caballos y está diseñada para maximizar su vida útil en altas horas de operación, manteniendo al mismo tiempo la potencia y durabilidad necesarias para satisfacer las exigencia del uso comercial. Sus componentes están realizados en materiales de mayor durabilidad y resistencia al desgaste. Entre las principales características que pudimos apreciar en las pruebas de manejo, realizadas junto a guías de pesca, empresas de turismo náutico, fuerzas de seguridad y militares, comprobamos que son muy fuertes, silenciosos, de buena entrega de potencia, duraderos y eficientes.

Durante la presentación explicativa, la gente de Mercury garantizó la fiabilidad y el rendimiento en situaciones extremas y destacó que el Mercury SeaPro es un 30 % más eficiente en el ahorro de combustible que un motor de dos tiempos.

Ultrarresistentes

Además, cuentan con unos silemblocks superiores de alta resistencia y de mayor rigidez, posicionados en un ángulo de 45º y alejados de la zona caliente del escape. La unidad inferior Command Thrust genera un mayor empuje en el agua y ofrece un mayor control de la embarcación. Esta unidad inferior cuenta con componentes internos más resistentes y una relación de engranajes superior a la estándar. Combinada con una hélice de gran diámetro, puede poner a planear una embarcación pesada más fácilmente y mantenerla en esa posición a baja velocidad sin perjudicar la velocidad punta. La unidad Command Thrust se suministra de serie en los motores SeaPro 75, 90 y 115 HP.

El mantenimiento es la clave en el uso profesional ya que, cuanto menor es esa tasa, mayor tiempo puede usarse el motor en el trabajo diario. A diferencia de los deportivos, poseen una aleación de aluminio baja en cobre que ofrece una resistencia mayor contra la corrosión, denominada XK360, patente de Mercury.

También para el cambio de aceite de motor y de la caja de engranajes de pata, poseen un sistema para hacer el servicio en el agua, sin salir a seco, junto a una aplicación de no ensuciar, lo que reduce la contaminación. Mercury entrega la garantía en materiales y mano de obra por tres años. Esta caja de engranajes de pata, junto a los soportes de motor superiores más reforzados, garantizan 1.200 horas de uso a máxima aceleración.

Nota completa publicada en revista Weekend 546, marzo 2018.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario