Recorridos para iniciarse en el trekking

Algunas de las mejores caminatas para principiantes, del centro al norte del país. Salidas diarias, con camping y hasta aptas para perros. Galería de imágenes.

Por

Algún tramo del Aconcagua, el cono del Lanín, las agujas del Fitz Roy o el recorrido por refugios en Bariloche son clásicos del trekking que hay que darse gusto en vida de concretar. Pero estos destinos célebres no son lo único en la materia. Aquí, una propuesta por algunas provincias del centro al norte del país que permite a principiantes una excelente forma para conectarse con la naturaleza, conocer destinos desde sus inmediaciones y alrededores, y disfrutar del medio natural mientras se realiza una buena actividad física.

Piedra y selva

Jujuy

Desde Humahuaca, la partida a la selva es un clásico del turismo, aunque no siempre abordado desde el senderismo. Allí hay varios trekkings que remontan los lugares más míticos, durmiendo en hostels y casas de familia, conociendo parte de sendas ancestrales de los pueblos que aún preservan su cultura andina.

El paso por Tilcara es buen desafío para los que quieran asomarse al mundo del trekking partiendo de la ciudad al famoso pucará. Hay que cruzar luego el puente de hierro y ascender varias cuestas pedregosas de múltiples colores hasta la Garganta del Diablo, la gloriosa caída de agua que cada verano forma una pileta natural que es la bendición de los caminantes. Hasta aquí la experiencia es gratuita y demanda algo de esfuerzo y atención a un camino de 7 km y algo más de dos horas.

Pero allí no termina la aventura, y esta estadía oficia de aclimatación para quienes se animen a la senda que conecta la quebrada con las yungas del portal Oeste del PN Calilegua, el ambiente de mayor biodiversidad del país junto con la selva paranaense de Misiones. Allí los guías de Pura Vida Eco Aventura ofrecen tres días más de caminata y visita al área protegida más grande del país, dedicada a la conservación de las selvas tropicales de montaña, hogar del 50 % de las especies de aves que habitan nuestro país. La experiencia implica un tramo en mulas junto a baqueanos locales, y una larga caminata hasta el paraje Waira Huasi. El día siguiente la senda empieza a ser selvática y lleva a la escuela del Molulo. La localidad de San Lucas y San Francisco, ya en plena selva, son parte de un recorrido para aventureros, antes del regreso (en auto) hacia San Salvador.

> Consultar fechas de salida y tarifa en www.puravidaecoaventura.com.ar / contacto@puravidaecoaventura.com.ar. Tel.: (03446) 373891 / 508504.

Gigantes con tonada

Córdoba

A sólo 78 km al oeste de la Docta, un macizo colosal es escenario de quienes buscan divertirse al menos por unas horas y disfrutar de la flora y fauna autóctonas de las sierras. De los 9 a los 60 años, la firma Turismo y Aventura realiza una excursión a Los Gigantes, partiendo de General Belgrano y Carlos Paz hasta Tanti, donde comienza la trepada de ripio al refugio base. Allí se deja la 4×4 y Daniel Mariani, guía de montaña y profesor en educación física, dirige al contingente hacia las alturas donde el grupo de cerros marca el inicio de las Sierras Grandes, conocidas desde Córdoba como Traslasierra.

El circuito se desarrolla por zona serrana pero el nivel de dificultad es de bajo a medio, y sólo se requiere un buen estado físico. Son dos caminatas (ida y vuelta) de poco más de una hora y media cada una, entre ascensos y descensos variados hasta la zona alta. Pese a no llegar a la cima de sus 2.374 metros, para los caminantes de un día las paredes de roca se transforman en todo un acontecimiento, ya que su formación geológica es una de las más antiguas de país, con unos 600 millones de años. En el camino se visitan Los Subterráneos, ingresando al interior de grutas, fallas y cuevas naturales. Tras foto final se emprende el camino de regreso al campo base, donde todo está listo para el almuerzo, antes de salir nuevamente a casa.

> Reservas en www.naturalezacba.com.ar. $ 1.250. Incluye traslado ida y vuelta en 4×4, seguros y guía. Cuenta con botiquín, tensiómetro, radio VHF, GPS, brújula y cuerdas.

 

Quebradas de Talampaya

La Rioja

Combinando silencio y la historia de millones de años, los colosales cañadones rojos del Parque Nacional Talampaya ofrecen circuitos geniales para principiantes. Al clásico Cañón de Talampaya, que puede hacerse en combi o bicicleta, le siguen Ciudad Perdida, Quebrada Arco Iris y Quebrada Don Eduardo.

Todos ofrecen paisajes singulares, aunque para muchos las dos quebradas son las más atractivas. Don Eduardo comienza en la bifurcación Huayquería y requiere entre dos y tres horas de traqueteo (6 a 12 km), cantimplora en mano. Su quebrada es la más larga y solitaria del parque, y en ella se dan cita los rojos furiosos de los paredones, algunas grietas impactantes y un fantástico mundo de miradores esculpidos por los siglos. Subidas y bajadas dan una perspectiva muy diferente de las vistas clásicas al parque.

Arco Iris, en cambio, se inauguró hace unos 10 años por un sector muy poco visitado, y a cargo de la cooperativa que fue desplazada cuando se concesionó el parque. Se llega tras 40 minutos de vehículo recorriendo el lecho seco de varios ríos que reviven en el verano, hasta la boca del cañón Arco Iris, puerta natural perforada por las crecidas y donde se inicia la caminata. Son dos horas (3 km) donde el guía señala la gran cantidad de huellas de zorros, guanacos, pumas y burros sobre una superficie lejos de los grandes paredones, y más parecida al Cerro de los Siete Colores jujeño. La forma más sugerente de abordar su belleza es con una caminata en las noches de luna llena, lo que además alivia el calor.

> Reservas en www.talampaya.com. Costo de acceso $ 250 por persona, mas excursión. Visita a Arco Iris y Ciudad Perdida: cooperativatalampaya@gmail.com. Tel.: (03825) ­15-512367. Runacay (www.runacay.com) viaja desde Villa Unión al parque.

A un clic de la Cuesta

Salta

De la ciudad a los puneños paisajes del Salar de Arizaro, la provincia es una tentación de todo viajero. Entre ellas, una de las visitas imperdibles es la Cuesta del Obispo, desde la cima del cerro Torreón, coordinada por MTB Aventura Salta, el fotógrafo Sebastián del Val y su primo Ignacio Ortiz de Urbina en la guiada. Entre ellos armaron una caminata que, además de visitar sitios arqueológicos, permite la interpretación de la naturaleza, la observación de flora y fauna, y múltiples paradas fotográficas a cargo de los expertos. Dura el día entero (salida a las 7, regreso a las 18). Se parte de la capital hacia el sur, en dirección al Parque Nacional Los Cardones, donde el trekking comienza cerca de las 10 am. Bajo la calma del ambiente, se asciende durante unas dos horas por senderos marcados que comienzan a mostrar diversas vistas de la cuesta, rincones y cuevas con pinturas rupestres, hasta una pampa ideal para el picnic de altura. El descenso ofrece otras panorámicas y menos dificultad.

Tarifas: $ 2000 por persona con traslados, bastones, snacks de marcha, almuerzo tipo picnic, guías y seguros.  MTB: www.mtbsalta.com.ar. Sebastián del Val: Tel.: (0387) 15-5182155/ sebadelval@gmail.com

 

Al reino de las palmera

Entre Ríos

Cerca de Buenos Aires e ideal para principiantes, la superficie del Parque Nacional El Palmar ofrece ondulaciones suaves, arroyos calmos y una gran cantidad de pájaros para desandar un ambiente familiar y a la vez solitario. Sus cuatro circuitos, de uno a cinco kilómetros, pueden combinarse y así recorrer parte de la reserva por bosques de enormes palmeras yatay y zonas bajas cercanas a arroyos y al río, donde arbustos en galería dan paso a sectores de praderas y pajonales. En todos sorprenden las huellas de guazunchos y carpinchos, y el sonido de muchas de sus aves nativas. La caminata clásica parte de la administración hacia el bosque, pasando por las ruinas de la calera, uno de los primeros asentamientos jesuíticos de la región. Allí hay una antigua capilla, un muelle desvencijado, depósitos y hornos enormes, para concluir en las playas de arena sobre el río Uruguay.

La salida intermedia corre por un sendero que, en algunos tramos, es interpretativo de la selva ribereña, hasta alcanzar una pequeña cascada. Hacia el arroyo Los Loros se suma otro sendero, que, tras dos kilómetros y una pequeña trepada, llega al límite norte del parque, ofreciendo la impactante irrupción de la siembra comercial impuesta por el hombre a este ecosistema. El parque ofrece, además, camping y un sector de servicios.

> Parque Nacional El Palmar: Ruta Nacional 14, Km 198, Tel.: (03447) 493049/053, elpalmar@apn.gov.ar. Senderos abiertos de 7 a 20. Tarifa residentes $ 120, niños de 6 a 12 años $ 60.

En Merlo junto al perro

San Luis

Los puntanos llaman la atención una vez más. En la villa de Merlo, algunos senderos no sólo brindan su belleza y servicio al hombre. Para quienes van de viaje con la familia y su mascota exite Trekking Dog, un emprendimiento de Daniel Ortiz y Mónica Aguirre que invita a descubrir paisajes y rincones serranos que pueden hacerse junto al perro. “La salida propone bosques nativos, pasa por arroyos, una laguna y un buen tiempo para el mate”, dicen los responsables. Los recorridos duran cerca de dos horas. Cada turista puede ir con su propio perro o dejarlo al cuidado de los guías mientras se conecta con la naturaleza. Las salidas son grupales y además de agua y correas contemplan picnic para los caminantes: pan, fiambres y verduras para personas; trocitos para canes.

Tarifas: $ 600 salida de dueño con perro; $ 300 a $ 400 para perros solos. Tel.: (02664) 15-301375, dortiz_merlo@gmail.com

Nota completa publicada en revista Weekend 545, febrero 2017.

Temas en este artículo: , , , , , , ,

Deja un comentario