Vacaciones de invierno en una tranquila isla holandesa

En la isla de Vlieland, Holanda, los turistas pueden hacer excursiones en un camión militar reciclado, andar en bicicleta y recorrer museos, faros y playas. Galería de imágenes.

Por

A mediodía, Aant van der Veen enciende el motor de
su voluminoso camión de 325 CV, llamado “Vliehors Expres”. Van der
Veen lleva en el antiguo camión militar a turistas por la playa de
Vlieland, una de las islas Frisias, situadas al norte de Holanda.

La palabra “Expres” es bastante exagerada, ya que el vehículo de
transporte, remodelado, se desplaza tranquilamente, a no más de 15
kilómetros por hora, por el litoral hacia el oeste de la isla. A la
izquierda hay dunas enormes y a la derecha brama el mar del Norte.

En algún momento desaparecen las dunas y la tierra se hace plana. En
el cielo se extienden hasta el horizonte montañas de nubes blancas.
”Ahora vamos a llegar a Vliehors, el Sáhara del norte”, grita Aant,
de 35 años, por el micrófono del camión. Vliehors es el banco de
arena más grande del norte de Europa, cuya superficie oscila entre
los 21 y 25 kilómetros cuadrados. Unas veces hay más tierra y otras
veces más mar, dependiendo de la marea.

Los fines de semana, Vliehors también pertenece a los aficionados a
las caminatas por la playa. Hasta cuatro horas puede durar la
caminata desde la posada “Posthuys” hasta el singular museo
”Drenkelingenhuisje”, en el que se exponen objetos arrojados por el
mar y donde también hace una escala Van der Veen con su camión. En
tiempos pasados, los náufragos se refugiaban aquí. Hoy, decenas de
parejas enamoradas eligen este museo para contraer matrimonio.

Otro escenario popular para casarse es el faro “De Kabouter” (El
Duende), al que se sube por una estrecha escalera de caracol de 51
escalones. Situada a una altura de 52 metros sobre el nivel del mar,
la parte superior del faro es el lugar más alto en toda Holanda,
donde las parejas se dan el “sí quiero”, según el periódico insular
”Vlie-Trine”.

Nils Koster se trasladó hace más de diez años a esta isla frisia, no
para casarse sino por motivos profesionales, para trabajar como
profesor de música. Koster, de 37 años, toca el violín en el dúo de
música folk “Drijfhout” (Madera flotante). Además, ha alcanzado fama
local como quesero. “Al principio solo fue un hobby, que más tarde se
convirtió en una pasión”, explica.

En su quesería, situada en un búnker cerca del faro, los visitantes
pueden degustar varios tipos de este producto. El búnker se construyó
durante la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, es una bodega
subterránea para la maduración de quesos. La especialidad única de
Koster es el queso zostera, elaborado con algas marinas. “Quería
hacer un queso inspirado en la naturaleza de la isla”, explica.

Vliehors, el faro, el búnker quesero o el centro de información De
Noordwester: muchos turistas que visitan la isla en invierno no
buscan esos lugares, sino que aprecian mucho más la tranquilidad de
Vlieland, la isla frisia más alejada de la Holanda continental.
Durante sus caminatas por la playa tienen que aguantar el fuerte
viento de componente noroeste.

Cuando amaina la tormenta, los visitantes montan en bicicleta. Los
turistas tienen prohibido llevar su automóvil a la isla. Solo la
población local tiene un permiso especial para usar coches. Muy
popular es la excursión en bicicleta desde el extremo este de
Vlieland hasta la posada “Posthuys”. La red de ciclovías abarca unos
25 kilómetros. Dos empresas de alquiler ponen a disposición de los
turistas un total de 8.000 bicicletas, una cantidad considerable para
una isla que solo cuenta con 1.100 habitantes.

Información básica: Vlieland

Cómo llegar: en avión al aeropuerto Schiphol de Ámsterdam y desde
allí en coche de alquiler a la ciudad portuaria de Harlingen, en la
norteña provincia de Frisia. El viaje dura unas dos horas. En la zona
portuaria de Harlingen hay aparcamientos de pago. El viaje de
Harlingen a Vlieland dura unas dos horas en ferry y 45 minutos en
lancha rápida.

Lancha rápida: http://www.waddentaxi.nl
Ferry: https://www.waddenveer.nl

Alojamientos: en la isla hay 12 hoteles, algunos de ellos con un área
de wellness. Además hay muchas casas de vacaciones y viviendas que se
pueden alquilar y dos campings. Una habitación doble en el hotel
cuesta entre 60 y 150 euros por noche (entre 70 y 175 dólares). Los
precios de las casas de vacaciones arrancan desde unos 300 euros (350
dólares) por semana.

Informaciones: Oficina de Turismo de Vlieland, Havenweg 10, NL-8899
Vlieland (Tel. 0031/562/45 11 11, email: info@vlieland.net,
https://vlieland.net).

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario