Un 7,62 multipropósito

Su calibre 7,62 mm junto a sus características particulares lo hacen ideal para cazar en nuestros montes. El Mossberg MVP Patrol es práctico, liviano y muy adaptable. Galería de imágenes.

Por

La idea de utilizar un rifle multipropósito que se adapte a diferentes circunstancias no es nueva. Desde el comienzo de las armas largas de fuego, el hombre buscó un rifle que le permitiera procurarse alimento, eliminar animales peligrosos y… en ocasiones defenderse de estos últimos, pero de dos patas. Ya lejos de las necesidades de aquellos habitantes de zonas inhóspitas, la idea sigue vigente entre los aficionados a las armas.

Para cubrir ese segmento del mercado, la empresa Mossberg tomó su exitosa plataforma de rifles a cerrojo de precio medio y creó la línea MVP. En realidad, no desarrolla un solo rifle multipropósito, sino una serie de ellos con características casi idénticas pero con particularidades que permiten que se adapten a variadas preferencias y disciplinas deportivas. En esta oportunidad analizaremos el recientemente ingresado a nuestro mercado: el MVP Patrol.

Características

Lo primero que llama la atención es la longitud de su cañón, de tan sólo cuarenta y un centímetros. Tengamos en cuenta que su largo total es similar a un fusil de asalto AR-15 estándar. Al tomarlo en nuestras manos, también sorprende su peso: tres kilos con cuatrocientos gramos. Para aumentar su versatilidad, Mossberg ha dotado a su Patrol de cargadores de quita y pon, con la particularidad de que su alojamiento posee dos retenes internos. Uno lateral para los cargadores originales MVP, y otro frontal para poder utilizar cargadores estándar de fusiles militares como el M14 / M1A. Lo antedicho nos permite disponer de cargadores con capacidades que van desde 5 hasta 20 cartuchos.

El seguro manual de la serie MVP está colocado exactamente donde yo considero que debe estar: sobre el lado derecho, en la parte trasera de la acción y al alcance del pulgar de la mano que empuña. Para accionarlo no hace falta variar el grip del arma, sólo basta adelantarlo para que estemos listos para efectuar el disparo. Su corto cañón de perfil semibull barrel posee un paso de estrías de 1:10 y en su boca roscada presenta un apagallamas de aspecto muy táctico. La cola del disparador, como ya es común en varios rifles de la marca, es la denominada comercialmente Lightning Bolt Action Trigger, que permite que la presión necesaria para accionarla sea regulada por el usuario entre las dos y siete libras.

Un indicador de percutor montado –que no es tal, pero cumple esa función– es la parte trasera del cerrojo (un cilindro de acero inoxidable pulido), que al estar al ras con la parte posterior de la nuez indica que se halla listo para disparar. Lo que se puede comprobar a simple vista o en forma táctil. Los aparatos de puntería metálicos están compuestos por un alza en “V” regulable en altura y deriva, más un guión con inserto de fibra óptica.

El riel tipo Picatinny fijado en la acción tiene un corte de ranura que le permite ver a través de él las miras de hierro montadas en el cañón, y –naturalmente– es utilizado para montar visores ópticos en forma rápida y sencilla. Su culata de material sintético posee una cantonera lo suficientemente cómoda y blanda, como para disimular el retroceso de un .308 Winchester en un rifle tan liviano.

Un punto en contra: la configuración de su culata tiene un perfil bajo para su utilización con una mira telescópica, no así si se emplean sus aparatos de puntería metálicos. De todas formas, este inconveniente es fácilmente solucionable colocando sobre el lomo un suplemento.

Conclusión

El Mossberg MVP Patrol fue pensado como un rifle multipropósito, con ciertas aplicaciones de difícil utilización en nuestro medio. Su corto cañón roscado tiene como finalidad –entre otras– permitir el uso de supresores de sonido sin que el tamaño final del arma la torne impráctica o, por lo menos, incómoda. Por otro lado, la posibilidad de utilizar cargadores de gran capacidad lo hace apto para tareas de patrullaje militar o policial.

Pero llevado a nuestro terreno, podemos ver que es un arma ideal para la caza mayor en el monte, donde la geografía hace dificultoso desplazarse, los trayectos son largos, los tiros no son a gran distancia y –generalmente– sí se precisa un rápido encare.

Nota completa publicada en revista Weekend 543, diciembre 2017.

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario