Nueva Cuddy con fuera de borda

Construida por los astilleros Marine Sur, esta nueva Cuddy posee cabina, baño y una amplia planchada a pesar de tener motor fuera de borda. Galería de imágenes.

Por

En el agua, la 2500 es una lancha de moderno diseño por sus líneas bien rectas y marcadas tanto de casco, como de cubierta, siguiendo la tendencia de diseño europeo actual sin bordes muy redondeados. Su gran manga mayor de 2,5 m le proporciona un amplio espacio interior en su cockpit, como también una amplia estabilidad transversal al rolido. Y su elevado puntal garantiza la seguridad de los tripulantes en diversas condiciones de navegación.

El ingreso al cockpit se realiza por popa. Desde una muy generosa planchada con escalera rebatible y piso antideslizante, separada del cockpit por un pequeño ingreso sobre estribor en el cual se puede montar un asiento, escalón de por medio. En la popa, sobre la misma banda, al lado de la puerta de ingreso, se esconde un duchador para los días cálidos de verano.

Solárium atractivo

Observamos que a pesar de poseer motor fuera de borda, tanto la plancha como el sector de asiento/solárium generado en la popa es destacable y de muy buen tamaño. Cabe destacar que el asiento no desentona con las líneas de la embarcación. El esmerado trabajo del astillero y su centro de diseño han optimizado la ubicación del motor fuera de borda sin  agregar tipo alguno de braket ni nada por el estilo. El sector donde se aloja el motor es de una pieza completa, sin injertos ni postizos, generado a partir de una matriz independiente.

El sector de mando posee un diseño retro, de líneas completamente rectas, pintado en gris, con fondos negros lisos. Presenta un volante en cuero e instrumental completo. Es cómodo y mullido. Las posiciones de manejo permiten ser reguladas por medio de un almohadón que se rebate para poder manejar parado. Además, el butacón del timonel es giratorio, lo cual permite generar un dinette muy cómodo, mesa de por medio, con el asiento de popa. Este último tiene su respaldo rebatible también para generar un asiento/solárium hacia la planchada. El sector del acompañante tiene un asiento recto, cómodo, para recostarse o ir dos o tres personas sentadas que continúa con el asiento de popa generando una gran “L”.

Otro detalle del sector de cockpit es que detrás del asiento del timonel tenemos una pileta lavamanos integrada (de serie). El conjunto de proa y parabrisas posee un leve ángulo de inclinación favoreciendo la visión. Evita que se genere un frente resistente al desplazamiento y además protege a los tripulantes del viento y las salpicaduras. Sobre la cubierta de este sector se pueden anclar dos colchonetas para generar un muy buen espacio de solárium para dos o tres personas. El equipo de malacate y fondeo se encuentra oculto bien adelante bajo tapas, protegido de la intemperie, dejando libre de obstáculos toda la cubierta.

Cabina de proa

Al sector interior de la proa se accede por medio de una puerta central corrediza. Sobre la parte izquierda, el tablero de mandos posee moldeados los escalones para subir al sector de proa pasando por la abertura central del parabrisas. También se puede llegar con mayor seguridad a esta cubierta por medio de un tambucho circular de 500 mm de diámetro, que filtra la luz natural al interior de la cabina.

El sector interno posee tapizados en colores claros pasteles que busca hacer juego con el tono blanco crema que prima en la embarcación. Bandas decorativas al tono engalanan los costados del casco a elección del cliente. Al ingresar al recinto tenemos un techo de plástico, tapizado en algunos sectores. Se observa sobre estribor un pequeño sector recto sobre el que se ubica el inodoro eléctrico, oculto por una tapa plástica rebatible con tapizado. Nos gustaría que este sector fuera compartimentado para una mayor privacidad e higiene. Tapizado al tono, una especie de asiento en “U” que se transforma en cama doble al cerrarse en el centro, ocupa el resto del sector. En ambas bandas corren guanteras hacia proa que finalizan sobre el mamparo de pique con un aplique negro en el que se ubican el logo de la marca y dos parlantes.

Dos ojos de buey elípticos a los costados iluminan el interior, además del correspondiente tambucho del techo. Hay numerosos y variados espacios de guarda en todo el sector de la lancha. ¿Un detalle? El cesto de residuos debajo del escalón de entrada al interior de la embarcación.

En navegación

En marcha tiene diversos privilegios. Un casco en “V” profunda modificada a popa evita los desagradables rolidos y escoras. Además, posee un cerrado radio de giro, lo cual permite buenas maniobras en pequeños espacios. Y por su “V” modificada con una especie de cuña en la cantonera sobre la sección media, consigue un menor consumo de combustible y una mayor aceleración debido a la disminución del arrastre.

Su navegación es sencilla y sin sobresaltos en días de mucho tránsito como los fines de semana. El modelo probado, propulsado por un motor fuera de borda Evinrude E-TEC G1 de 300 HP, entrega muy buena potencia, con tiempos de planeo más que aceptables y velocidades máximas cercanas a los 80 km/h.

Una característica del modelo es que a altas RPM del motor el casco se suelta más, logrando así mejores performances con velocidades, y muy buenos trimados de navegación. El Astillero Marine Sur nos vuelve a sorprender con su nueva línea de productos. Esta Quicksilver 2500 tiene, en apenas 7,90 metros de eslora, todas las comodidades de sus esloras mayores, buena calidad, bajo consumo y un costo de mantenimiento más que razonable. Acorde al actual estado del mercado.

Nota completa publicada en Revista Weekend 542, noviembre 2017.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario