Nuevas armaduras contra el clima

Cuáles son las últimas evoluciones en tejidos técnicos para prendas outdoor.

Por

Cuando nos vestimos para nuestras salidas de outdoor, un elemento fundamental son las prendas impermeables-respirables que forman una barrera contra el agua, la nieve y el viento, brindando además confort en el uso. Camperas o anoraks impermeables hay desde hace mucho tiempo, pero tenían un problema: al hacer algún esfuerzo físico condensaban el vapor de la transpiración del cuerpo. La lluvia no entraba, pero debajo de la campera era como estar en un baño sauna, muy poco cómodo y seguro para caminar 6 horas cargando una mochila o pedaleando. Eran un pasaporte a la hipotermia…

Pero en 1973, Gore- Tex revolucionó la vestimenta para outdoors con la primera membrana impermeable-respirable, e introdujo el concepto de respirabilidad del tejido, que significa su capacidad de dejar salir el vapor del sudor del cuerpo hacia fuera, además de bloquear la entrada de la lluvia, la nieve o el viento. Fue algo fantástico que contribuyó al crecimiento de las distintas actividades en la naturaleza, pero no resultó mágico ni perfecto, porque esa capacidad de transferencia no tenía en ciertas situaciones la velocidad suficiente.

Por eso, recientemente W. L. Gore, Polartec, Columbia, y Mountain Hardwear, entre otras, lanzaron tecnologías de indumentaria que representan un nuevo paso: todas emplean membranas más delgadas y porosas, que combinadas con otros avances dan como resultado una mejora general de entre el 20 % y el 30 % o, incluso, un porcentaje mayor de la respirabilidad con respecto a las prendas de las anteriores generaciones.

Respirabilidad

Se llama así a la capacidad del tejido para el transporte de la humedad y los vapores, como el sudor a través de una tela al exterior. La respirabilidad se mide hoy según la norma ISO 11092. El resultado se expresa como RET (Resistencia a la Evaporación del Textil). A un número de RET más bajo, corresponde una mayor respirabilidad. Actualmente, podemos encontrar prendas con cierta calidad desde RET 15 (relativamente poco respirables) a RET 1,5 (calidad óptima). En este sentido, la tecnología Gore-Tex Active es la última evolución de W.L. Gore en tejidos. Especialmente desarrollada para actividades altamente aeróbicas, ofrece la mejor solución en tres capas, combinando una membrana fina y ligera con un tejido de alto rendimiento ≤40 denier. El forro se integra en la membrana mediante una tecnología de laminación patentada que consigue un RET <3, otorgando como resultado una sensación de gran comodidad durante la realización de actividades intensas en una amplia variedad de condiciones ambientales.

Además, como importante mejora, está el nuevo tratamiento de repelencia al agua en la superficie de las prendas, que evita el efecto enfriador que provoca un tejido exterior cuando se moja en la lluvia. Gore-Tex Active incorpora el nuevo concepto de superficie con repelencia al agua permanente o PBS (del inglés Permanent Beading Surface), en reemplazo del clásico DWR (del inglés Durable Water Repellent, o tratamiento duradero de repelencia al agua) que es muy efectivo, pero en cierto lapso precisará una reactivación mediante productos especiales para esa finalidad (generalmente en spray).

El Polartec NeoShell es el otro nuevo material impermeable-respirable hecho por Polartec, el fabricante de tejidos conocido mundialmente por sus desarrollos de lana sintética o polar. Ya lo han incorporado a sus prendas una veintena de grandes marcas internacionales (como The North Face, Marmot, Patagonia o Mammut, entre otras). La clave de esta membrana radica en que combina la impermeabilidad de una tercera capa con la ventilación, suavidad y elasticidad de un softshell, logrando por tanto aunar comodidad y protección para una amplia gama de condiciones meteorológicas y niveles de esfuerzo.

Su proceso de construcción patentado crea una membrana microporosa que bloquea el 99,9 % del viento, a la vez que es totalmente hidrófoba. El NeoShell tiene una extraordinaria capacidad de transpiración. A diferencia de otros fabricantes, que utilizan los valores de RET para medir la transpirabilidad de sus prendas, Polartec impone en su laboratorio el test ASTM F2298, utilizado por el ejército norteamericano, y que es el único que tiene en cuenta la variable de la presión del aire a través del tejido, imitando por tanto condiciones más reales que la prenda puede encontrar en el exterior y en uso, bien por la fuerza del viento o por el simple movimiento del deportista.

Nota completa publicada en revista Weekend 541, octubre 2017.

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario