Consejos básicos para tomar buenas fotos outdoor

La fotografía deportiva es un arte difícil de dominar pero con algunos consejos básicos incluso los profanos pueden sortear con éxito el desafío de fotografiar objetos en movimiento.

Por

La fotografía deportiva es un arte difícil de dominar:   aunque se dispare rápido, a veces ya es demasiado tarde; o se llega a tiempo pero la imagen sale borrosa o movida. Algunos consejos básicos permiten sin embargo incluso a los profanos sortear con éxito el desafío de fotografiar objetos en movimiento. Lo primero es que el equipo sea el adecuado. “Lo ideal es que esté compuesto por una cámara con autofoco rápido, que dispare en serie y bastante teleobjetivo, que debería ser según la situación de entre 100 y 400mm”, señala Moritz Wanke, de la revista “Chip Foto- ideo”. ”En principio basta con una cámara compacta con zoom para viajes o cámaras bridge (compactas avanzadas)”.

Para una mejor calidad de la imagen, Wanke recomienda una cámara de objetivos intercambiables con un sensor grande. En cambio, en su opinión hay que descartar los smartphones. “Normalmente, como espectador uno está a varios metros de distancia del objeto y por tanto al no poder acercarse lo suficiente, el objeto no sale correctamente iluminado”. El tipo de deporte y el lugar en el que se realiza son determinantes para elegir el objetivo. “Algunos deportes se fotografían bien con objetivos de distancia focal fija, por ejemplo de 100 a 150mm de distancia focal efectiva dentro de un estadio, o cuando el fotógrafo puede estar bastante cerca del evento al aire libre”, señala Jens Scheppler, del portal alemán “Digitalkamera.de”.

Si el fotógrafo está más lejos, es necesario un objetivo de al menos 300 mm y si el objeto se mueve mucho y está a gran distancia, un zoom aún más importante. “Quien quiere tener al deportista nítido y el fondo borroso necesita además objetivos con gran apertura focal, que dejen pasar mucha luz, por ejemplo de F1,8 ó F2,0 en un estadio deportivo, o de entre F2,8 y F4 en exteriores”, explica Scheppler. Cuando el evento deportivo se realiza a gran velocidad, ayuda mucho la función de ráfaga en serie. “Algunas cámaras pequeñas solo pueden hacer unas pocas fotos una tras otra, mientras que otras lo pueden hacer en formato JPG   pero no RAW”, señala el profesor de fotografía Axel Pratzner. Cuanto mejor sea la calidad de la tarjeta de memoria y mayor su velocidad de transferencia, mejor. “Si usted tiene menos de 80 MB/s, se pueden producir problemas al procesar las ráfagas en serie”.

”En los disparos en serie la cámara debería estar en modo TV   o S”, indica Wanke, en los que la cámara deja fija la apertura y se varía manualmente la velocidad de obturación. Según la velocidad del objeto a retratar se recomienda una velocidad de obturación entre 1/250 segundos (ciclismo, fútbol), 1/500 segundos (motociclismo) y 1/1.000 segundos (esquí o deportes acuáticos). El autofoco debería estar en medición matricial y modo de enfoque continuo (AF-C).

Muchas cámaras no son capaces de mantener el autofoco a la máxima velocidad de la ráfaga, por lo que “en ese caso hay que sacar las fotos a la máxima velocidad en serie en el que el autofoco siga activo”, recomienda Scheppler. También funciones de seguimiento del objeto o reconocimiento de rostro pueden ayudar a mantener enfocado un objeto en movimiento. ”Según qué cámara puede ser buena idea aumentar a mano el valor ISO, por ejemplo a ISO   400 u 800, en imágenes en estadios con menos luz, incluso a ISO   1600”, añade.

Otro detalle importante con las fotos deportivas es acompañar el movimiento. “Aquí se puede conseguir un fondo borroso al ir a la par del deportista, por ejemplo en ciclismo, mientras se toma la foto”, explica Axel Pratzner. Pero eso requiere cierta habilidad. También es clave un cambio creativo de perspectiva, por ejemplo en el fútbol a lo largo del campo de juego. “Agáchese y tome las fotos desde esa posición”, recomienda el fotógrafo. “La posición añade tensión a la foto si la perspectiva es original”.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario