Test comparativo: cómo son las 3 SUVs que viene de China

Lifan, Chery y Geely: las marcas del gigante asiático ya son una realidad en nuestro mercado y compiten de igual a igual con productos Mercosur en el segmento más dinámico.

Por

Desde hace un tiempo se están consolidando en el mercado local dos tendencias que en el mediano plazo tendrán un impacto significativo en la comercialización de autos: el constante crecimiento de los SUVs (Sport Utility Vehicles) y la penetración de marcas chinas. El primer fenómeno es mundial. Los utilitarios deportivos le están ganando la batalla a los segmentos de monovolúmenes, familiares y minivan a partir de una propuesta que combina un auto de turismo con un aspecto de aventurero todoterreno pero hecho para circular sobre asfalto. Suelen tener chasis monocasco, un despeje superior al de un sedán y tracción simple. Además, muestran un aspecto más voluminoso. Estas características suelen darle más seguridad a los usuarios y también cierto “status”.
En general, la oferta de casi todas las marcas generalistas se concentra en el segmento B (chico) –en donde durante mucho tiempo reinó el Ford EcoSport–, dado que apuntan a generar rentabilidad por volumen. El arribo de marcas chinas es un fenómeno que se está dando, principalmente, en Latinoamérica, en donde las empresas del gigante asiático detectaron un mercado muy interesante a partir de volúmenes de ventas muy importantes en competencia con vehículos producidos mayoritariamente en el Mercosur. También observaron que los productos regionales tiene una calidad bastante similar y hasta en algunos casos inferior a los de oriente. La combinación de estos dos fenómenos comerciales se vio en el reciente Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires, en el que la presencia de marcas chinas creció 50 % respecto de la edición de 2015, y con importantes propuestas de SUVs.

Chery Tiggo 2

Una de las que tuvo asistencia por segunda vez consecutiva al Salón fue Chery, que está en el país desde 2008 de la mano del Grupo Socma, propiedad de la familia Macri. Uno de los modelos presentados que llamó la atención fue el Tiggo 2, un SUV del segmento B que llegará a nuestro país a fines de octubre próximo en tres versiones (Standard, Comfort y Luxury), y que se posicionará como el más pequeño de la familia Tiggo, el modelo de Chery con mayor venta en nuestro país. Con un largo de 4.200 mm, una distancia entre ejes de 2.550 mm y una distancia al suelo de 186 mm, este modelo mostró un diseño que incorpora un contraste de colores brillantes en combinación con diferentes texturas, dando una sensación vanguardista. Tiggo 2 vendrá con motor de 4 cilindros, 1.5 de 109 CV con tecnología VVT (distribución variable de válvulas). Dispondrá de control de crucero y cámara de retroceso para ayudar a la conducción que se observa en una pantalla táctil de 8 pulgadas para funciones como USB, reproductor de música y video, entre otras. El modelo está provisto con un kit aerodinámico en las partes delanteras y laterales. Y con un alerón trasero que asegura una mayor estabilidad a alta velocidad.

Lifan X60

Otro modelo de SUV compacto de origen asiático que se suma a la pelea en este segmento es el X60 de Lifan, otra marca china que llegó a la Argentina hace un año y medio de la mano de la familia Cavicchioli, que desde hace más de 20 años son los importadores de la marca coreana Hyundai. El X60 dispone de una única motorización naftera de 4 cilindros 1.8 y 16 válvulas, con distribución variable e inyección multipunto que entrega una potencia de 134 CV a 6.000 RPM y un torque de 157 Nm a 4.200 RPM. La tracción es delantera y se ofrece con una única transmisión manual de cinco marchas. La dirección es hidráulica, las cuatro ruedas vienen con frenos a disco, y la suspensión trasera dispone de brazos independientes. En junio último, el Lifan X60 recibió una actualización de diseño que se aplicó en el frontal, con cambios en la parrilla, la distribución de las ópticas, el paragolpes y los faros auxiliares. En el lateral se cambió el diseño y la medida de las llantas, ahora son de 17 pulgadas (antes eran de 16). Atrás, la novedad está en el paragolpes, con un nuevo diseño que suma un difusor trasero más amplio y una falsa doble salida de escape. En el interior se rediseñó la consola central y los comandos y salidas de la climatización, se incorporó un nuevo sistema multimedia con pantalla táctil que incluye hardware para GPS, MP3, Bluetooth, radio AM/FM, entrada USB, entrada MicroSD y cámara de retroceso con sensor sonoro de aproximación.
En seguridad se encuentra la mayor novedad, con la incorporación del Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), ausente en la versión anterior. También se le agregaron faros antiniebla delanteros. El plazo de la garantía se mantiene en 3 años o 60.000 km.

Geely Emgrand GS

Una marca que hizo su debut en el Autoshow porteño fue Geely. Si bien ya había presentado algunos de sus modelos en diciembre pasado, la muestra en La Rural sirvió para que el gran público conociera esta nueva propuesta que llega de China. Geely es una de las automotrices más importantes del país asiático dado que integra el top 10 de marcas chinas automotrices desde hace ocho años y fue la primera y única automotriz china en integrar el Fortune 500 en 2012. En 2010 compró Volvo, y en mayo pasado adquirió Lotus y Proton. En el stand se destacó el Emgrand GS (Geely Sport), un SUV chico en donde se nota claramente la influencia de los diseñadores de Volvo. Está disponible en tres versiones (GS, GL y GSP), con única motorización naftera 1.8 de 140 CV con caja manual o automática de 6 marchas. La dirección es hidráulica. Ofrece llantas de aleación en medidas 16”, 17” o 18”, según la versión. La más equipada viene con seis airbags, frenos ABS, climatizador automático, control de estabilidad, de tracción y de ascenso en pendiente, techo panorámico eléctrico, faros LED, espejos eléctricos, anclajes ISOFIX, tapizados en cuero, asiento de conductor ajustable eléctricamente, cámara de reversa, botón de encendido, pantalla táctil de 8 pulgadas, control de presión de neumáticos, alarma antirrobo y de exceso de velocidad, y keyless, entre otros elementos. La revolución oriental llegó a la Argentina y promete dar batalla.

Nota completa publicada en revista Weekend 539, agosto 2017.

Temas en este artículo: , , , ,

Deja un comentario