Travesías en barro y nieve: cómo elegir y colocar la cadena

Cómo elegir la más apropiada. Los diferentes tipos y medidas que ofrece el mercado. Dónde y cuándo colocarlas en nuestro vehículo.

Por

A la hora de aventurarnos para hacer 4×4, uno de los accesorios importantes que debemos tener en cuenta son las cadenas, que pueden ayudarnos mucho en la circulación en determinadas superficies. Y sobre todo, utilizando cadenas alivianamos bastante la exigencia al vehículo.

La elección. Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir cadenas. Existen muchos tipos diferentes. Están las que se consiguen en supermercados, a las que podemos llamar cadenitas. Y están las de uso profesional e intensivo. Aunque ambas resultan efectivas, recomendamos las últimas porque son realmente robustas y duraderas, demostrando un gran desempeño a la hora de utilizarlas. Obviamente, los costos en el mercado son muy distintos, pero si tenemos en cuenta que un buen par de cadenas es un accesorio muy duradero, creo que debemos priorizar la calidad y robustez antes que el precio.

El uso. Otro tema a tener en cuenta es determinar el empleo que le vamos a dar a las cadenas. Las más comunes son específicas para barro y nieve, pudiéndose utilizar para ambas superficies. Pero si vamos a transitar por hielo, recomendamos comprar cadenas específicas porque tienen unas púas que nos dan la tracción adecuada para circular con seguridad. De todas maneras, las cadenas para hielo también se podrían utilizar para barro y para nieve.

La medida. No nos debemos equivocar con la medida de las cadenas, porque si compramos una chica no la podremos colocar en nuestras ruedas y si adquirimos una medida grande, lo más probable es que al utilizarla rompamos algo de nuestro vehículo. Aconsejamos llevar el rodado y que el vendedor las pruebe frente a nosotros. Y de paso nos enseñe la correcta técnica de colocación, así no hay forma de errarle. Es muy importante montar bien las cadenas antes de afrontar el obstáculo, ya sea barro o nieve. La colocación debe ser sumamente precisa, porque caso contrario correremos varios riesgos. Uno es que se suelten y las perdamos en el barro o en la nieve. Y otro es que al estar mal colocadas haya partes sueltas que rayen la carrocería o, peor aún, rompan algo de nuestro vehículo. Por lo tanto, hay que instalar muy bien las cadenas. Y, dentro de lo posible, antes de ingresar al barro o a la nieve, porque una vez en el ruedo nos será muy difícil ubicarlas correctamente. Cabe aclarar que si las colocamos con anterioridad, debemos circular con cuidado hasta la zona de barro o nieve, hacerlo a baja velocidad y sin realizar maniobras exigidas.

Dónde colocarlas. Las cadenas vienen de a pares. Si compramos dos pares y se las colocamos a las cuatro ruedas, nuestra tracción será realmente buena. Pero lo más común es contar con solo un par de cadenas. En este caso, las pondremos en el eje de mayor tracción. En casi todos los vehículos del mercado, la potencia se eroga más en un eje que en el otro. Es decir, hay vehículos que otorgan más tracción al eje delantero que al trasero al estar en 4×4, y otros más al eje trasero que al delantero. Para que puedan resolver este tema rápidamente, si nuestra 4×4 en tracción simple tracciona con el eje trasero, a él van las cadenas. En cambio, si en tracción simple tracciona con el eje delantero, allí las pondremos.

Cuidar el vehículo. Es muy importante tener en cuenta que si colocamos cadenas, cambia radicalmente la prestación de nuestra 4×4. Es decir, tiene mucha más tracción que la prestación original de fábrica y, por lo tanto, si hacemos una maniobra violenta, como por ejemplo arrancar derrapando, es probable que rompamos algo de la transmisión, porque no está diseñada para tanta tracción. Por esa razón, como decíamos al principio, recomendamos hacer maniobras suaves de aceleración al utilizar cadenas para barro o nieve: además de seguridad, nos ayuda a cuidar el vehículo. Al no ser necesaria una aceleración excesiva, alivianamos mucho la exigencia a nuestro rodado.

Lo importante. Cuando vayamos a colocar cadenas, no hace falta bajar la presión de inflado de los neumáticos. Hay que mantenerlos con la misma presión que utilizamos en ruta y tomarnos el tiempo necesario para que la cadena quede bien firme sujeta al neumático. Al finalizar aconsejamos guardarlas limpias y secas en el envase original, precaución que alarga mucho la vida útil del producto.

Nota completa en revista Weekend 539, agosto 2017.

Deja un comentario