Un zoológico entre las sierras

La Brava, en Balcarce, además de pejerreyes de excelente calidad y porte, permite el avistaje de aves y una muy rica fauna. Galería de imágenes.

Por

Con las mejores expectativas puestas en nuestra salida a la laguna La Brava, un ámbito hermoso y agradable, con increíbles paisajes, emprendimos viaje para realizar un relevamiento en un espejo en el que para muchos es difícil conquistar a los pejerreyes.
Desde Capital Federal nos separan 440 km de la laguna. Tomamos la autovía 2 hasta Coronel Vidal, donde a mano derecha sale la ruta 55 que nos llevará hasta la rotonda de Balcarce luego de recorrer unos 37 km. Desde allí nos subimos a la ruta 226 (mano izquierda), que nos hará llegar a la entrada del Club de Pesca Balcarce. Como referencia, en el Km 39 tenemos un cartel indicador y la garita de control policial a mano derecha. Desde allí recorremos unos pocos metros y damos con la entrada al Club.

El espejo tiene 500 hectáreas con una profundidad de entre 5 y 6 metros, con costas de barrancas bajas de tosca de fácil acceso. El fondo es de barro y tosca, y el arroyo Tajamar es afluente y emisario. El lugar posee características particulares: combina un gran espejo de agua con sierras. En sus aguas se pueden encontrar pejerreyes, dientudos, tarariras, mojarras y bagres. Sus costas están pobladas por carpinchos y nutrias, y la laguna es habitada por un sinnúmero de aves, como cisnes, patos salvajes, gallaretas, flamencos, gaviotas y garzas. En sus bosques y sierras se observan chimangos, teros, aguiluchos y una gran variedad de pájaros. En las sierras de la zona suelen avistarse ciervos, ñandúes y guanacos.

Carlos, quien fue nuestro guía durante la jornada, mientras preparaba la  embarcación nos daba detalles del espejo. La Brava se encuentra con muchísima población de flechas de plata, y muy buena alimentación. Sabíamos que íbamos a tener que trabajar y hacer bien los deberes para dar y tentar a estos robustos ejemplares que ofrece este maravilloso ámbito. Se está analizando si este año la van a volver a resembrar debido a que se encuentra súperpoblada de flechas de plata.

Equipos utilizados

La navegación hasta el primer sector de pesca elegido por Carlos fue corta. Hicimos unos mil metros desde el club de pesca hacia mano derecha y elegimos el lugar. Algo a tener muy en cuenta es que hay que parar el motor antes de anclar, y remar entre unos 100 y 200 metros para evitar el ruido que ocasionamos con el motor. Anclamos y dimos paso a armar nuestros equipos mientras se tranquilizaba el agua.

Referente a los equipos, utilizamos cañas telescópicas de 4,20 metros y de 5 tramos, y reeles con multifilamento del 0,18 mm. La línea empleada fue el chiripá, compuesta por tres anzuelos y un largo total de 3 metros, con brazoladas largas de entre 70 y 90 cm. Como boya podemos usar puntero cargado para pesca a distancia de la embarcación o boya paternóster como figura en la nota, que es lo que mejor rindió en toda la jornada. Lo recomendable  es utilizar anzuelos N° 1 y  1/0.

Otras opciones según los días y según cómo se encuentre comiendo el pez, es la pesca a flote, con boyas en diferentes gamas de colores y modelos. Lo más satisfactorio para aquellos que quieran practicar la pesca de flote es armar líneas de dos boyas, con brazoladas que lleguen a los 2 metros y con trampa en las boyas. No olvidarse de tener en el bolso algunas líneas de fondo, debido a que el pez es muy inestable en el pique. La carnada más rendidora en toda la jornada fueron los mojarras vivas medianas, en ciertos casos dos por anzuelos enhebradas de cola a cabeza. Y un dato para tener en cuenta es que también rinde muy bien el filete de dientudo teñido en amarillo y  verde.

Comenzamos con los primeros lances y dejamos derivar muy suave las líneas con una pequeña brisa que teníamos del noroeste que ayudaba a que la laguna se oxigenara. Pasados unos pocos minutos vi que mi paternóster empezaba a deslizarse en la superficie y en unos segundos, automáticamente, desapareció por completo. Allí di el cañazo y  concreté el pique, con un ejemplar muy interesante que superaba los 40 cm. Era muy robusto y estaba bien alimentado, corroborando lo que nos contaba Carlos al comienzo.

Siguen las capturas

Continuamos con la jornada, contentos porque no habían pasado ni cinco minutos y ya teníamos la primera pieza, cosa que nos alentaba a tener un maravilloso día de pesca.
Así fue como Carlos capturó la siguiente pieza con un pique muy remiso, con llevadas de un lado hacia el otro, concretando firme el momento del pique. Explosión en el agua, resistencia y fondeando casi todo el paternóster. Nos daba la pauta de que venía otra linda pieza y era muy combativa. Al momento de izarla a la embarcación, dimos por asegurado que era un ejemplar que superó los 35 centímetros.

La cosa se estaba poniendo cada vez más interesante y de hecho estábamos en unos de los lugares en donde se encontraban comiendo los flechas de mejor porte. El pique se fue poniendo cada vez más intenso, logrando ejemplares de muy buenos portes y con clavadas constantes.

Recorriendo la laguna

Seguimos pescando durante varias horas y antes de dar fin a la jornada, con Carlos tomamos la decisión de recorrer y explorar un poco más el ámbito, probando en diferentes puntos que el conocía y recomendaba. Al llegar a la zona veíamos corridas y bulos en superficie. Optamos por parar el motor de la embarcación, botar unos 200 m y anclarnos. Líneas al agua, los piques se hicieron más esporádicos, con pejerreyes de 35 a 45 cm tomando firme la carnada. Algo a tener en cuenta es dejar comer bien al pez y no apurar el momento de concretar el pique, así lograremos una exitosa captura. Lo recomendable es usar anzuelo N°1 y como carnada las menciondas mojarras medianas.
Tras seguir recorriendo distintos pesqueros del espejo, y encontrar en su mayoría piques firmes, ninguno quería irse, pero la jornada iba culminando y teníamos que pensar en la vuelta. Cumplimos con lo esperado y comprobamos la certeza de lo que nos había contado Carlos en la previa. No dejen de visitar este ámbito que promete una temporada y jornadas inolvidables de pesca. Haciendo bien los deberes podemos lograr la cuota con muy buena calidad de estos flechas de las sierras.

Nota completa publicada en revista Weekend 537, junio 2017.

Guardar

Temas en este artículo: , , , ,

Deja un comentario