Telas de ayer y de hoy

Cómo evolucionaron los tejidos de las prendas outdoor a lo largo de los años. Qué es y cuáles son las ventajas del Supplex.

Por

Para las actividades al aire libre, a fin de que el cuerpo pueda respirar y, al mismo tiempo, estar protegido de las inclemencias climatológicas, se creó un sistema de tres capas de ropa. La primera, en contacto con la piel debe ser la más transpirable. La segunda es la que brinda abrigo, mientras que la tercera, básicamente, protege al cuerpo del viento, la lluvia o la nieve. Actualmente, usando tejidos ligeros y sintéticos, este sistema básico de tres prendas permite quitarse y ponerse capas según las condiciones metereológicas y la exigencia de la actividad física. Pero este concepto de protección por capas contra las inclemencias de la naturaleza no es nuevo. Ya se usaba en las primeras décadas del siglo XX, pero las fibras naturales empleadas entonces (algodón, seda, lana) no tenían toda la funcionalidad que se necesitaba, la que se consiguió con el avance de la tecnología textil para outdoors.

Fibras

En general, las fibras se entrelazan para fabricar cualquier tipo de tejido. Según el origen del que procedan, tenemos las fibras naturales vegetales, por ejemplo, algodón y lino. Y las de origen animal, como la lana o la seda. Ambos tipos son de escasa longitud, con lo que para hacer hilos hay que entrelazarlos mediante torsión. Como ventajas, aparte de su origen natural, el algodón proporciona un tacto muy agradable y cómodo, la lana tiene un gran poder aislante, y la seda es ligera y cómoda.
Pero todas estas tienen un gran inconveniente para las actividades al aire libre: absorben demasiada agua, es decir, son hidrófilas. En contacto con el sudor las fibras se humedecen y el cuerpo pierde calor por conducción, además tienen un secado lento. Por esta característica debemos evitar usar los tejidos de estas fibras, sobre todo en invierno cuando la ropa mojada supone un serio inconveniente.
Las fibras artificiales, en cambio, se obtienen por regeneración de las fibras de algodón mediante procedimientos químicos, por ejemplo, la celulosa.
El tercer lugar es para las fibras sintéticas derivadas del petróleo y del carbón. Se genera un monofilamento continuo, resistente y ligero con el que se fabrican los tejidos. Ventajas generales: pesan menos, absorben menos agua, secan más rápido, transpiran, y resisten más la tracción, rozaduras y el desgaste que las fibras de origen natural.

Tipos

Poliamida-nylon: la poliamida más conocida es el nylon, descubierto por Wallence Carothers (de la empresa química DuPont) y patentado en 1938. Fue la primera fibra sintética, fuerte y elástica, que comenzó a usarse como un reemplazo de la seda y el rayón. Tiene una gran resistencia mecánica al desgaste, a la tracción, a la abrasión.
Poliéster: es un material que está dentro del grupo de los conocidos como elastómeros, es decir, es un sintético extraído del petróleo y que, por lo tanto, se puede manufacturar en muy diversas formas y tipos de tejidos, grosores y longitudes para obtener los más diversos materiales. Existen varios tipos de poliéster, pero el poliéster en sí se refiere principalmente al termoplástico (PET). El PET pasa por un proceso de polimerización, del cual se obtiene la fibra para la elaboración de tejidos y otros muchos usos. La fibra de poliéster es una de las fibras sintéticas más populares del mundo, ya que se utiliza desde 1947 en textiles.
Polipropileno: es la fibra que menos agua absorbe, por eso ha sido siempre muy utilizada por piragüistas y remeros. Es resistente y buen aislante.
Elastano, Spandex (Lycra): confiere propiedades elásticas al tejido, que se mezcla con otras fibras y permite que la prenda se adapte al cuerpo. Muy utilizadas en vestimenta para corredores, ciclistas, escaladores y otras actividades que requieren gran libertad de movimientos. En general, los tejidos se fabrican ensamblando unos hilos de fibra con otros. Según el grosor del hilo y lo apretado que esté, tendrá un determinado peso específico (g/m2), muy importante en su capacidad aislante. Tejiendo hilo muy fino y apretado se consigue gran resistencia al viento y poca absorción de humedad. Para que sean resistentes al desgarro, a estos tejidos destinados a un uso intenso en el medio natural, se les integra una cuadrícula de un hilo más grueso denominado antidesgarro. Un ejemplo para la poliamida es el conocido “nylon ripstop”.

Tejidos técnicos

Son telas de materiales principalmente sintéticos, como el nylon, el polipropileno o el poliéster, todos con diferentes tramados, texturas y tratamientos para conseguir una funcionalidad específica. Si bien las fibras sintéticas son el núcleo de muchos tejidos técnicos emblemáticos, se están usando nuevamente materiales naturales con nuevos procesos tecnológicos.

Capa en contacto con la piel

Uno de los tejidos fundamentales para la vida al aire libre integra la familia de los que se conocen genéricamente como “de secado rápido”. Además de abrigar, tienen que mantener la superficie de la piel seca para no perder calor corporal por la transpiración condensada en la ropa. Entonces, la superficie interior de un tejido técnico absorbe la transpiración, pero a diferencia de un tejido natural como el algodón que la retiene en su interior, la transporta hacia su superficie exterior, donde se extiende y se evapora rápidamente.

Tejidos de secado rápido

Nylon Supplex: es un tejido clásico, empleado por muchas marcas para fabricar, por ejemplo, camisas y pantalones cargo o desmontables. Fue desarrollado por la compañía Invista, caracterizada por sus innovaciones y desarrollos de materiales especiales, como: Lycra® Fiber, Coolmax® Fabric y Cordura® Fabric. El Supplex® es una tecnología de fibra avanzada que se utiliza mucho en la ropa outdoor. En su creación se quería dar a los consumidores los beneficios del algodón, como la suavidad de textura, sin sus desventajas: arrugas, pérdida de color y de la forma original con el uso, y retención por bastante tiempo de la humedad de la transpiración corporal.

Las telas de Supplex® contienen una mayor cantidad de filamentos que las de nylon normales, por lo que logra una suavidad similar a la del algodón con la resistencia del nylon. No se arrugan, son transpirables y no permanecen mojadas con el sudor, porque secan muy rápido. Además, proporcionan mucha más elasticidad que el algodón, conservan su color con las lavadas y son altamente durables. En definitiva, las prendas de Supplex® garantizan una total libertad de movimientos y son extremadamente confortables, ideales para cualquier tipo de actividad al aire libre.
Algunas importantes marcas de vestimenta outdoor han desarrollado sus propios tejidos de secado rápido, pero el Supplex es el producto de referencia a tomar en cuenta cuando se habla de calidad en este tipo de telas, ya que es el origen de todos.

Nota completa publicada en revista Weekend nº 535, abril 2018.

Deja un comentario