A flote fuera del agua

La empresa AirLift acaba de presentar un elevador neumático para lanchas, ideal para barrios náuticos.

En la Argentina existen pocas empresas dedicadas a la construcción y venta de elevadores neumáticos para lanchas. Una de ellas es AirLift, la única en Latinoamérica que fabrica elevadores para embarcaciones de hasta 5 toneladas en forma estándar y elevadores tipo ascensor autoportantes para medianas y grandes embarcaciones.
Hoy en día en Argentina son muchos los barrios náuticos que existen y sobre todo hay una gran proliferación en la construcción de casas donde la principal ventaja es poder tener la embarcación en la puerta de la casa, la proyección sigue siendo muy buena. Además, el mercado local se muestra muy interesado en este producto, tanto por lo innovador como así también por la gran cantidad de beneficios que brinda, principalmente comodidad y economía.

La calidad del equipo y el precio más que interesante (oscila entre los 5 y 14 mil dólares), sumados a la gran velocidad de respuesta en el plazo de entrega (15 días como máximo) y al servicio de post venta, hacen de AirLift la empresa líder del sector.
Actualmente, la firma que fue creada a principios de 2004, fabrica dos sistemas de elevadores de lanchas con componentes 100% argentinos.

Modelos y accesorios

La empresa comenzó produciendo un modelo con fijación frontal a una marina flotante donde la elevación es pivotante, recomendado para embarcaciones pequeñas y medianas. Luego sumó un segundo modelo autoportante, en el que la elevación es vertical tipo ascensor. Está aconsejado tanto para embarcaciones medianas como grandes, o para donde no se posea una marina flotante en la que fijar el sistema.
De manera estándar, los modelos se catalogan por peso de la embarcación a elevar: 1.5 T, 2.5 T, 3.5 T y 4.5 T. Para pesos mayores, se construyen a medida.

Se pueden instalar en cualquier lugar. Tanques de polietileno virgen de alta resistencia y protección UV moldeados en una sola pieza diseñados específicamente para este uso son las únicas partes que quedan en contacto con el agua, haciendo al sistema prácticamente indestructible. Todas las partes metálicas están realizadas en acero galvanizado en caliente, los decks son 100 % sintéticos. Y la motorización de gran potencia, pero con el consumo de un pequeño electrodoméstico, eleva la embarcación en menos de 4 minutos.

Para bajarla no es necesaria la electricidad, ya que con sólo abrir una válvula la embarcación desciende en 3 minutos. Casi no requiere mantenimiento pues no tiene partes móviles, nada que engrasar, cables, poleas ni bisagras, sólo el aire hace funcionar el elevador. Si el cliente lo desea, puede elegir una amplia gama de opcionales, como guardalonas, camas para jetskis, escaleras, doble deck perimetral, control remoto e iluminación. El ascensor sólo requiere 1,20 m de profundidad pero solo 0,40 m para mantenerse a flote con la lancha arriba. Posee un gran valor de reventa, porque al no tener desgaste su vida útil es enorme. Además es posible mudarlo con facilidad.

Beneficios

Los principales beneficios de estos elevadores de lanchas son la economía y la comodidad. Al permanecer la embarcación fuera del agua, se mantiene limpio el casco y se reducen costos de limpieza, pintado con antifouling y hasta el consumo de combustible. Además, se evitan las colonias de algas y moluscos que se incrustan en la pata, escudo y motor, los que deterioran la pintura, los ánodos, el power trim y hasta el circuito de refrigeración.

Si su dueño vive en un barrio náutico, le permite aprovechar la amarra que hasta el momento no utilizaba por no arruinar su embarcación. Otra ventaja es el acceso en seco a cualquier parte de la embarcación para efectuar operaciones de mantenimiento o reparación. Incluso hasta tapar la embarcación es sencillo. Por último, evita golpes y roces con la marina y otras embarcaciones.

El objetivo del sistema es brindar al navegante la comodidad de tener la lancha en el agua lista para usar, pero con las ventajas de una guardería náutica en seco que preserva el considerable valor de la inversión.

Nota completa publicada en revista Weekend nº 534, marzo 2017.

Guardar

Guardar

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario