Un guerrero gurkha de 86 años va por el record de ascensión al Everest

Min Bahadur Sherchan arrancó su campaña para recolectar fondos para escalar la montaña más alta del mundo y recuperar el récord que el japonés Yuichiro Miura le arrebató en 2013.

Por

Durante cinco años Min Bahadur Sherchan ostentó el prestigioso récord de ser la persona con más años (77) en conquistar el Everest, la cumbre más alta del planeta. Ocurrió en 2008 y pensó probablemente que ya no vería a nadie arrebatárselo. Sin embargo, 5 años más tarde, en 2013 sucedió lo inimaginable: el alpinista japonés Yuichiro Miura escaló el Everest a los 80 años.

Sherchan, combatiente gurkha jubilado, contó esta semana al diario británico The Times que tiene “mucho respeto” por el montañista nipón, pero se ve “todavía con salud y con ganas de alcanzar la cima de la montaña y recuperar mi título. Estoy haciendo muchas caminatas largas con peso en la espalda para mantenerme en forma”.

 

El alpinista nepalí lo intentó también en 2013, a los 83, poco después de que el japonés le quitase el récord Guinness, pero problemas pulmonares le obligaron a descender al campo base tras haber emprendido con retraso el camino por asuntos burocráticos. En 2015 no pudo aproximarse por estar la ruta cerrada por un terremoto.

Min Bahadur Sherchan es un antiguo soldado de unidades especiales del Ejército británico. Ex miembro de la Brigada Gurkha, ha lanzado una campaña para conseguir fondos por un valor de casi 90.000 euros con la ayuda de una organización no gubernamental. Intentará la hazaña en mayo, el día que lo autorice la metereología.

La rivalidad entre el nepalí y el japonés viene de larga data ya que en el 2003, Yuichiro Miuraya había establecido una marca impresionante con los 70 años. El también nipón Takao Arayama lo batió en 2006, por sólo 3 días de edad de diferencia. Así que Miuraya volvió en 2008 con la intención de extender la marca hasta los 75 años. Allí, en el campo base, coincidió con Min Bahadur Sherchan, un año mayor que él. Ambos lo consiguieron, pero la gloria fue para el gurkha.

Deja un comentario