El Ford Falcon cumple 50 años

Por

A lo largo de su historia, Ford puso en la calle todo tipo de coupés: algunos más ágiles, otros más elegantes o simplemente coches deportivos que pese a haberse fabricado en un número significativamente mayor de unidades, no lograron alcanzar tanta fama
como el Mustang, el Capri o el Puma, que ya se convirtieron en leyenda. Un ejemplo es el modelo coupé del Ford 12M, que fue introducido hace 50 años en Alemania con el cambio de generación del Taunus.

ford_coup_12m_el_fal_519473882

En un lapso de tres años, Ford lanzó a finales de 1966 la serie P6 (Proyecto 6), como era llamada internamente, para sustituir a la P4, señala el portavoz de Ford, Hartwig Petersen. El nuevo Ford Taunus P6, fabricado por Ford Motor Company en Alemania, tenía un diseño similar al Falcon estadounidense.

De esta manera se presentó la sexta generación de la serie Taunus (nombre de una región de Alemania), cuya historia empezó en 1939 y terminó en 1982 después de 43 años de producción y nueve generaciones de modelos, señala en su página web el club de fans del Ford Taunus en la localidad de Wiesloch.

Por primera vez, y sin el segundo nombre Taunus, en los años 70 el P6 cambió el diseño rimbombante por una línea más sencilla y directa. Pero incluso así, los fans más sofisticados pudieron seguir deleitándose con el coche construido hasta 1970 en forma de sedán o combi de tres puertas y también desde el principio como un coupé.

ford_coup_12m_el_fal_51947388

Sin embargo, el coche de dos puertas fue el modelo menos fabricado entre las más de 100.000 unidades que se vendían al año. La parrilla cromada aún brilla fuertemente y domina el frente del Ford 12M coupé. En tanto, el techo negro de vinilo en contraste con
la pintura verde anticipa algunos modelos de la actualidad, como el Mini. Y también, sin la tecnología LED, las luces traseras recuerdan a diamantes pulidos.

Pero más allá de eso, el coupé no presenta mucho más brillo y lujo. El tablero de instrumentos es sobrio, sin adornos a la vista. No hay aire acondicionado o ventanillas eléctricas. El interior ofrece mucho espacio, pero pocos detalles de confort. Sin embargo, los asientos son muy confortables. Tienen una profundidad como prácticamente no se ven en los autos actuales. Las ventanas son anchas y los pilares estrechos.

Mientras que hoy en día los coupés pretenden ser al mismo tiempo coches deportivos, los alemanes equiparon al P6 los motores del sedán, generando una potencia de 75 caballos y 1,7 litros. En la versión de entrada, el auto equipaba un motor V4 de 1,2 litros -bastante inusual desde la perspectiva actual- que sólo otorgaba 45 caballos. Tampoco daba más que 125 km/h. Que a pesar de todo, el coupé 12M con cuatro cambios todavía se parezca sorprendentemente rápido se debe a la caja de cuatro cambios y por supuesto a su peso super liviano. Con apenas 900 kilos y 4,40 metros de largo pesa mucho menos que un Fiesta más pequeño del año 2016.

Quien se traslada hoy en día en un coupé 12M probablemente no enfrente miradas envidiosas como si se movilizara en un viejo Ford Mustang o en un Capri. Pero como contraparte, el coupé aún mantiene precios accesibles. “Mucho más que 10.000 euros no hay que pagar por este auto”, asegura Karsten Werner del taller de clásicos de la
marca.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario