Bolsas de dormir: ¿qué diferencia hay entre la temperatura de confort, extrema y límite?

A qué refieren cada uno de estos conceptos, muy utilizados en las etiquetas utilizadas por los fabricantes. Por qué es importante tenerlos en cuenta.

Por

Los conceptos temperatura de confort, extrema y límite de una bolsa de dormir parten de la norma europea EN 13537, que las define de la siguiente maner:

Temperatura de confort es el límite inferior de la escala de comodidad en la que una mujer normal que adopte una postura relajada se encuentra en equilibrio térmico, y no siente frío ni calor.

Temperatura límite, en cambio, indica el límite inferior en el que un hombre normal en posición fetal no siente frío.

Por último, la extrema refiere a la temperatura más baja que durante seis horas una mujer en posición fetal y temblando puede aguantar dentro del saco antes de entrar en hipotermia.

En cuanto al procedimiento de cálculo, todas estas temperaturas se establecen en laboratorio, donde no hay viento, y la humedad relativa es de entre el 40 y el 80 %. Dado que en el exterior las condiciones no siempre son ideales, lo aconsejable es adquirir la bolsa de dormir tomando la temperatura límite de confort como la más baja a la que se prevé llegar a dormir. Esta elección dará un margen de seguridad aceptable para los imprevistos habituales en la montaña. De más está decir que no todos los fabricantes que hacen referencia a estos términos utilizan la norma de manera adecuada para definir las temperaturas de sus productos.

Deja un comentario