Reconquista sigue demostrando su calidad de pesquero

Un ámbito histórico que gracias a las crecidas muestra ejemplares gigantes. Galería de imágenes.

Por

A pesar de que lo abordamos por sectores, relevando el río a la altura de diferentes localidades, el Paraná es uno solo. Y los peces por fortuna no entienden de pertenencias geográficas y se mueven. El río es un universo en permanente cambio, sujeto a fenómenos más globales que afectan a toda la cuenca, como la creciente extraordinaria de este año, o a caprichos de la naturaleza puntuales, como ascensos y descensos por aportes de agua regional, lluvias que lo enturbian y hasta vientos que lo frenan o aceleran. También están las migraciones de grandes peces –los que particularmente nos interesan–, que en ocasiones son por cuestiones reproductivas y muchas veces van tras los cardúmenes de peces forrajeros, lo que se denomina como migración trófica.
Pesca-Parana14

Pesca-Parana17
El Paraná Medio tiene la ventaja de contar con un hábitat óptimo para la reproducción de todo tipo de especies, con una geografía compuesta por bañados, lagunas, esteros, islas y riachos interconectados con mucha vida bajo y sobre el agua, y además es paso obligado de todo tipo de migración.
Con el dato de que estaba arribando un cardumen de surubíes a Reconquista, nos embarcamos en una nueva aventura de pesca con viejos y buenos amigos: Javier Pereyra y Sergio Checho Comizzo como guías, y Osvaldo Ramírez, Arley Topo Kaenel y Egidio Comizzo completando el equipo. Para ello tomamos como base de operaciones las Cabañas La Amistad, en pleno delta, casi en la boca del Reposini con el Paraná.
Las referencias más frescas hablaban de que el pique de surubíes estaba hacia al sur, y hacia allá pusimos proa. El Finito, El Angelito, Malabrigo y Saco Rayado fueron las paradas previas antes de llegar a la zona del Colorado, donde dimos con los primeros piques. La geografía de toda la zona presenta muchas variantes y permite fondear, pindacear y pescar al golpe en infinidad de minipesqueros.

Pesca-Parana15 Pesca-Parana11
Anclados en la punta de la isla Pindotí, con encarne de morena dimos con el primer pique, que por su potencia y su manera de acometer hacia abajo entendimos que fue de surubí y que, como pasa a veces, terminó cortando. Reglas de un juego donde son muchas las veces en que el buen pez es el que termina ganando.
Acorde a la especie a capturar y a los sectores sucios en que nos encontrábamos actuando (costas con mucho árbol desbarrancado y palerío), los equipos que empleábamos estaban compuestos por varas de 15 y 25 libras (1 libra = 0,4536 kilo) equipadas con reeles rotativos medianos con capacidad para 200 metros de nailon monofilamento del 0,37 al 0,40 mm y algunos cargados con multifilamento del 0,24 al 0,28.

La primera jornada

En zonas más despejadas, como bancos de arena o en medio del río, es factible bajar potencia y dimensión de los conjuntos y disfrutar mejores sensaciones de pesca, ya que no es necesario sofrenar a un pez para evitar que gane la parte enmarañada del río. Eso sí, siempre es importante tener una buena regulación de la estrella del reel, máxime cuando se usa hilo multifibra cuya tasa de estiramiento es cero, ya que hasta con un pequeño pez prendido o un tranque se puede llegar a romper algo del equipo (caña, reel o sedal, en el mejor de los casos). El aparejo debe terminar en un corto cable de acero forrado (no por el surubí, que se puede pescar con líder de nailon grueso, pero sí ante la eventual mordida de algún dorado) y rematado en un anzuelo 7/0.

Pesca-Parana4 Pesca-Parana5
Un surubí mediano por la mañana y otros dos que capturamos después de mediodía a la salida de un arroyo que estaba desaguando al Paraná –en las costas de la isla de Victorino (La Tatú)– fue nuestro saldo con esta especie. Lo notable es que las capturas no se dieron en el fondo sino prácticamente a media agua a la caída del cebo. Evidentemente los surubíes se encontraban muy activos cazando lo que salía del arroyo y por eso atacaban en toda la columna de agua y no en el fondo, tal su hábito.
De regreso probamos con el dorado en algunos sectores donde la correntada golpeaba fuertemente las costas, como a la altura de la Boya 913 y en el tramo que va de El Reventón al Gauchito Gil. Tuvimos relativo éxito con la especie, unos cuantos piques pero de dorados medianos a chicos (doradillos) tanto con carnadas al golpe (lanzando hacia la costa y haciendo cachetear el encarne cerca de las orillas) como con señuelos de spinning de media agua. Para estas dos modalidades utilizamos equipos algo más livianos que los empleados para el surubí, integrados por varas de 6 a 7 pies (1 pie = 0,3048 metro), de entre 12 a 20 lb, equipadas con reeles rotativos de bajo perfil tipo huevito y frontales cargados con hilo multifilamento del 0,22 a 0,24. Notamos mucha presencia de peces forrajeros y aves acuáticas en las orillas. Y también de dorados, aunque el pique de los buenos fue esquivo. Entendemos que tantos doradillos activos y la abundancia de comida que tienen hacen que las chances de buenos piques se reduzcan. De todas maneras fueron varias las escaramuzas de pesca, rindiendo algo más el spinning y el bait cast con señuelos que las morenas.

En busca de los dorados

Para la segunda jornada resolvimos encarar como prioridad la pesca de dorados. Y para ello comenzamos a actuar cerca de las Cabañas La Amistad (donde pasamos la noche), en los veriles de banco de la zona del Reposini y en las costas donde la corriente pegaba con más fuerza, alternando y combinando señuelos con cebos naturales. En determinados sectores de mayor hondura intentamos llegar más rápidamente abajo con los encarnes, buscando algún dorado mayor. Con ese objetivo agregamos plomos corredizos de 10 a 15 gramos al conjunto.
Pesca-Parana16
Pesca-Parana8

Con esto logramos calar más hondo y más rápido con agua alta y rápida, como en esta oportunidad. La contra es que si nos excedemos en el tiempo que le damos para que profundice en zonas costeras, es más probable que tranquemos. La secuencia es: elegir un buen lugar cerca de la orilla, lanzar con precisión, dejar profundizar manteniendo el control y sintiendo el cebo con el reel abierto (con el dedo pulgar en la bobina) dejar que hunda un poco, cerrar el reel, recoger y volver a empezar.
La idea es que el cebo se vaya desplazando con la corriente de forma lo más natural posible pero sin perder demasiada tensión, para percibir qué pasa en el extremo de nuestra línea. Cuando sentimos un pique, lo aconsejable es darles bastante llevada ya que la saturación de comida que tienen en esta temporada hace que tarden un poco más en engullir y si nos apuramos corremos el riesgo de fallar clavadas.

Pesca-Parana6 Pesca-Parana3 Pesca-Parana2 Pesca-Parana13
De esta manera, con carnadas naturales y eligiendo para el bait cast y el spinning los señuelos de media agua que calaran un poco más, pudimos concretar piques y capturas de dorados mejores que el día anterior y comprobar que el río mantiene un muy interesante stock de peces. Variedad y cantidad de especies, muchos sitios donde poner un cebo o un señuelo, numerosas bocas donde intentar, profusión de bancos y veriles, etc. Si bien el Paraná es uno solo, a la altura de Reconquista estamos en condiciones de confirmar la sentencia aristotélica de que aquí el todo es bastante más que la suma de las partes.

Cómo llegar: en micro: Domínguez, Flecha Bus, El Norte Bis, Godoy, Expreso Tigre Iguazú y El Pulqui. Ida de $ 869 a $ 1.378. Inf.: Terminal de Retiro, Tel.: 4310-0700.
Guías: Javier Pereyra, Tel.: 422347, Cel.: 15 631640. E-mail: japereyrapesca@hotmail.com, web: www.donarmandopesca.blogspot.com. Sergio Comizzo: Tel.: 423809, Cel.: 15 514065. E-mail: sergiocomizzo@gmail.com. Web: www.cabañaslaamistad.com.ar Tarifas: excursión de pesca para 3 pescadores abarcando lancha, guía, combustible y carnada entre $ 3.900 y $ 4.200 por día (no incluye licencias de pesca, comidas ni bebidas), alojamiento en isla $ 750 a $ 900 por día para 3 personas.
Casa de pesca: Don Armando, Freyre 1832, Tel.: 422347.
Turismo: www.turismosantafe.com.ar/reconquista

Nota publicada en Weekend 528, septiembre de 2016, ¡buscala en tu kiosco más cercano!

ALE

Deja un comentario