Piques a flote y constantes

La Laguna de Gómez vuelve a lucirse como en sus buenos tiempos. Calidad y cantidad, incluso desde la costa. Los equipos y las carnadas más rendidores.

Por

FOTO: Enrique Abbate. [ Ver fotogalería ]

La Laguna de Gómez tiene alrededor de 5.000 hectáreas y se ha recuperado en forma definitiva. En este momento se halla dividida en dos partes, debido a que el puente que comunica al balneario con el resto de la laguna se encuentra inutilizado por el crecimiento de sus aguas, obstaculizando el paso de las embarcaciones. Este fenómeno no impide que un gran número de pescadores opte por los diferentes pesqueros que cubren la totalidad del espejo.

En esta oportunidad tuvimos una invitación especial del pesquero Estancia Los Amigos, ubicado sobre la ruta 188 en el Km 171. El acceso está muy bien señalizado con banderas y se recorren 300 metros por un camino de tierra en muy buen estado, donde se encuentra un puesto de control y después se enfila directamente a la laguna. Además de alquiler de botes, dispone de una muy buena costa para intentar la pesca, un espacio para camping, bajada de embarcaciones, guardería naútica y servicios de pesca embarcado con guías de pesca.

Al llegar nos encontramos con Toti, el responsable del lugar. Luego de los saludos, nos presentó a nuestros guías Daniel Solano y Alberto Gutiérrez, que ya nos estaban esperando para embarcar. Juan Pablo compartía la lancha con Alberto y yo con Leandro y Fernando. Ibamos a usar los dos tipos de técnicas: gareteando y anclado, siempre de flote.

El día se presentaba seminublado con temperaturas bajas y viento regular del este nordeste, por lo que al pescar anclado tendríamos el sol de espalda. Esto nos permitía ver muy bien las boyas claras. Todo lo contrario cuando gareteáramos, ya que lo tendríamos de frente y apreciaríamos mejor las boyas oscuras. Armamos las cañas, todas de 4 a 4,50 metros telescópicas o de enchufe, con reeles frontales chicos cargados con nylon o multifilamento y línea de tres boyas medianas no mayor al largo de la caña.

Técnicas utilizadas 
Los guías decidieron probar de entrada anclados, y con ese objetivo se dirigieron hacia la zona de Borchex. Allí había un campo que estaba volcando agua por una zanja y se había acumulado gran cantidad de pescado en ese sector.

Anclamos a unos 100 metros de la costa de tolete para pescar más cómodos, arrojamos las líneas a favor del viento y al tocar el agua recogimos el nylon suelto alineándolas, para luego abrir el pickup para que se alejen de la embarcación. También se desplazaban hacia un costado. Evidentemente había una corriente de agua producida por el desagote de los campos.

Nota publicada en la edición 525 de Weekend, junio de 2016. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

28 de junio de 2016

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario