Tarariras: buen inicio con señuelos blandos

Durante la transición de estaciones, la clave está en Rosario. Buenos tamaños, piques desafiantes y presunción de una gran temporada.

Por

Algunos peces lograron un buen tamaño. [ Ver fotogalería ]

“Apertura de mi temporada de tarariras. Ok. Pesquero cercano a una gran ciudad. Ok. Señuelo probado. Ok.” Así terminaba de escribir en mi agenda, a las 17, sentado en el
auto con mis amigos Pablo Bofill, Roberto Ayala y Gonzalo Ullua, que colaboró con la fotografía. Estábamos a orillas del Paraná luego de una magnífica jornada que se había armado al son de los citados desafíos cumplidos.

La semana anterior a la salida había recibido el prototipo de un nuevo señuelo que aparecería en octubre en el mercado argentino y quería testearlo. Como se trata de un soft (plástico blando) era ideal para iniciar la temporada de tarariras, donde hay muchas
apostadas en zonas de yuyos y se necesita este tipo de artificial en el que se esconde el anzuelo para que no se enganche. A su vez, como llevan un simple, la clavada es muy eficaz.

Pero, ¿dónde comenzar mi nueva temporada de pesca de esta noble y querida especie? Consultando a guías y amigos me comentaban que había mucha agua en los pesqueros tradicionales sobre el sur del Paraná y el Uruguay, con lo que las tarariras se desparraman y meten dentro de los grandes desbordes a los que es imposible acceder. Además, agregaban, el agua aún estaba muy fría en la primera semana de septiembre y
todavía este agresivo cazador no se encontraba tan activo.

El lugar indicado 
En las lagunas de la provincia de Buenos Aires también se daban estos factores negativos de mucha agua y fría, aunque algunos guías ya habían sacado unas pocas, especialmente con carnada mientras pescaban pejerreyes. Para los lagos de Córdoba, mis amigos de esa provincia me pidieron paciencia por las mismas causas.

Como confío mucho en la palabra de los profesionales que me brindan su amistad, cuando alguno me invita a hacer una nota sé que lo hace para que reunamos buen material para informar a cada lector más allá de lo que pueda servirle para su interés
comercial, que bien merecido lo tiene. Por esta causa me alegré cuando me llamó el primero de la temporada para avisarme que tenía lo que yo andaba buscando: Daniel Demaría, un entusiasta joven de Rosario, que atiende muy bien a la gente y me daría
el gusto de pescar a muy pocos minutos de lancha de una de las urbes más grandes de nuestro país y donde Weekend tiene muchísimos amigos lectores.

Nota publicada en la edición 517 de Weekend, octubre de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

22 de octubre de 2015

Deja un comentario