Nueva disciplina dinámica

Una modalidad que aúna competencia, diversión y accesibilidad. Con armas simples de gran difusión y una caja de balas calibre .22 LR, ya se está en condiciones de participar.

Por

En la categoría de armas largas, un joven encara el blanco con su carabina para iniciar la serie de cinco disparos, para los cuales cuenta con cuatro segundos. Con mira de punto. [ Ver fotogalería ]

El tiro deportivo se enfrenta actualmente a una serie de inconvenientes, que hacen que los concurrentes a las pedanas sean cada vez menos respecto de años anteriores. Sin dudas, el factor económico, habida cuenta del precio de la munición y de las armas para la alta competencia, influye en ello.

Pero tal vez lo más preocupante es la disminución en la cantidad de jóvenes que se acercan a las distintas disciplinas deportivas con el ánimo de participar en ellas. Sería repetitivo aseverar que precisamente ellos garantizan el futuro del deporte.

No hay duda de que el duro y constante entrenamiento que requieren las modalidades olímpicas –lo que es lógico teniendo en cuenta la excelencia buscada–, no atrapa de entrada a los nóveles tiradores. Tal vez por ello, las denominadas “disciplinas dinámicas” han tenido un marcado incremento en los últimos años, prueba de ello es la cantidad de competidores que participan en los torneos de tiro práctico. Pero en este caso también nos encontramos –para un recién iniciado– con el costo de la munición (el calibre menor utilizado es el 9mm) y la gran cantidad de disparos por competencia, a los que se le suman los utilizados en los entrenamientos.

El desarrollo 

Decididos a crear una disciplina dinámica –por lo tanto amena y divertida, sin descuidar por ello la competencia deportiva–, las autoridades del Tiro Federal Argentino adaptaron una antigua modalidad (originalmente denominada tiro FBI) al calibre .22 LR y a armas tanto cortas como largas de uso común.

Con el blanco en posición de cerrado (lateralmente) colocado a 15 metros y el tirador de pie con su arma en posición –con una funda en la cintura en el caso de armas cortas o al costado del cuerpo con los brazos extendidos cuando es arma larga–, a una señal y luego de responder que está “listo”, el blanco se expone durante cuatro segundos. En ese lapso el tirador debe efectuarle cinco disparos.

La competencia consta de ocho series de cinco disparos cada una, con un puntaje máximo a obtener de 40 impactos con 200 puntos (el centro de la diana utilizada puntúa cinco).

Nota publicada en la edición 512 de Weekend, mayo de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

26 de mayo de 2015

Deja un comentario