Un forma de mejorar la precisión

La importancia del bedding y una manera sencilla y práctica de realizarlo uno mismo con cemento epoxi en el rifle de caza.

Por

FOTO: Néstor Grassi. [ Ver fotogalería ]

Con el término inglés bedding –cuya traducción literal es “ropa de cama”, pero que admite otras acepciones tales como lecho o asiento–, se denomina a la parte de la culata de un rifle donde calza firmemente la acción del mismo.

Principalmente en las culatas de madera, ya sea por estar confeccionadas en serie o por las variaciones propias del material según su estacionamiento, la acción no se mantiene retenida en su lugar con la inmovilidad necesaria, y en muchas ocasiones permite que el cañón se encuentre apoyado en toda su longitud (lo que no es correcto). Tengamos presente que aun ínfimos desplazamientos entre disparo y disparo, provocados por un
inadecuado ajuste, atentan contra la precisión de nuestra arma.

Muchas veces los aficionados a la caza mayor y al tiro deportivo han escuchado la frase “hacer un bedding”, que se refiere a realizar un asiento o lecho donde la acción calce con una justeza tal que no le permita ningún movimiento. Si bien hacerlo es tarea de armeros especializados, con cierta habilidad manual es posible efectuarlo de una manera sencilla y económica.

Manos a la obra 
La víctima iba a ser un viejo Winchester 70 calibre .300 Win Mag, que había prestado muy buenos servicios pero que necesitaba un ajuste para mejorar su performance. Con la colaboración de Luis Marcotegui –compañero de mil tropelías– decidimos poner manos a la obra.

Una vez desarmado el rifle, limpiamos el interior de la culata para retirar cualquier resto de suciedad y/o lubricante. En el lugar donde calza la acción, con una mecha de unos cuatro milímetros practicamos varios orificios en la madera, con la finalidad que penetre en ellos el epoxi que posteriormente colocaremos, evitando así cualquier posibilidad de que se desprenda.

Nota publicada en la edición 512 de Weekend, mayo de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

12 de mayo de 2015

Temas en este artículo: , , ,

Un comentario en esta nota

  1. fer | 12/05/2015 | 5:41 PM

    Las armas están bien para defenderse de los delincuentes o para practicar tiro en un polígono… el ser humano ya no necesita matar animales (que son inocentes) para alimentarse “Cuiden a los animales que son nuestros hermanos menosres” (S. Francisco de Asís)

Deja un comentario