3 días por los Alpes

En Córdoba, el cerro Champaquí y alrededores permite realizar caminatas estilo alpino a través de un paisaje similar al de los Alpes europeos.

Por

El Champaquí ofrece fantásticos trekkings estilo alpino, con paisajes muy cambiantes según la época del año. [ Ver fotogalería ]

Llegar a la cima del  Champaquí  por la ruta normal es una excelente introducción al trekking de montaña con un grado de dificultad medio, apto para cualquier persona con estado físico y salud normal. Es un esfuerzo que entre subir  y bajar  lleva 3 días donde se recorren casi 50 kilómetros.

El Champaquí (“cumbre del agua que corre”, en lengua aymará) es una montaña de 380 millones de años que se ubica en el sector más occidental de las sierras de Córdoba, conocido como Sierras Grandes. Con sus 2.790 metros de altura sobre el nivel del mar, es la montaña más alta de la provincia. Inmediatamente al este de la cumbre se encuentra el Valle de Calamuchita, mientras que al oeste se extiende el Valle de Traslasierra.

Ascender a la montaña por la ruta tradicional o sudeste desde Villa Alpina no presenta dificultades técnicas de escalada. Según la época del año, los paisajes durante el ascenso y en la cumbre son muy cambiantes y presentan distintos desafíos. En invierno la nieve y el hielo dibujan escenarios congelados totalmente distintos a los del verano, la época para disfrutar de un baño en algún pozón al pie de las cascadas. Es como visitar siempre otra montaña.

Primer día: inicio del trekking

Como una aproximación al ascenso del cerro Champaquí, hay un trekking con una variedad de paisajes muy atractiva, y que requiere esforzarse si se hace a buen ritmo. El tramo tiene 15 km y une la pintoresca Villa Alpina con Rancho de Luna, en el Valle de Champaquí, donde está el nuevo Refugio de los Domos, una construcción única en el país. Está la opción de portear el equipaje a lomo de mula hasta el refugio, para llevar solo una pequeña mochila de marcha de unos 30 litros.

El recorrido se inicia con un ascenso importante en la vertiente este del cerrito La Mesilla, en medio de un bosque plantado de pinos eliotes que le da al paisaje un gran parecido con los valles de los Alpes. Más adelante el sendero continúa su ascenso formando una gran terraza, un mirador natural desde el cual se puede apreciar una panorámica vista del Valle de Calamuchita. El camino es siempre muy irregular, con mucha piedra suelta en algunos sectores, y muy bueno para practicar cómo caminar en la montaña. Es fundamental  llevar buenas botas de trekking, livianas y de caña media que protejan mejor los tobillos.

Nota publicada en la edición 512 de Weekend, mayo de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

11 de mayo de 2015

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario