Paso de la Patria: apto para todo público

El pesquero correntino es ideal para que los más pequeños puedan disfrutar a pleno. Los consejos para que todo sea un éxito. Nota con video.

Por

Andrés y Joaquín con uno de los dorados capturados con encarne de morena, y líder lastrado con tres municiones, en las aguas claras de la Punta Santa Ana. [ Ver fotogalería ]

Las diferentes edades naturalmente abren abismos intergeneracionales. El mundo moderno y las nuevas tecnologías amplían esas barreras, que en muchos aspectos nos separan de los más pequeños y sus entretenimientos virtuales. La pesca deport iva, en cambio, tiende puentes y acerca. Padres, hijos y hasta abuelos pueden compartir una salida. “La mayor parte de las diversiones a que se entregan los adultos, los niños y otros animales son imitaciones de una pelea”, afirmaba el escritor irlandés Jonathan Swift. En la pesca, el combate con el pez, los tira y afloje y las escaramuzas que se presentan, son lo más parecido a una pelea real – con adrenalina incluida– en escenarios naturales y al aire libre.

Y si hablamos de lugares, paisajes y entornos para la pesca, pocos más privilegiados que Paso de la Patria en Corrientes, donde el río Paraná y el río Paraguay coinciden y conforman una de las más célebres confluencias. Con el dorado como pez insignia y emblema principal. No en vano cada agosto –desde hace más de 50 años– se celebra en estas aguas la Fiesta Nacional más importante en torno a la especie.

Con un planteo de pesca familiar –con Máximo, Joaco y Pepe como principales protagonistas– y con la logística en manos de Carlos y Andrés Bravo Bonpland, de
La Candelaria, iniciamos nuestro relevamiento en la zona de la Confluencia. La primera opción fue el trolling o pesca de arrastre con señuelos artificiales. Y aquí, habiendo niños, hacemos una advertencia, ya que los señuelos son atractivos y vistosos, pero ojo, no
son juguetes: además de color y diseño tienen dos anzuelos triples filosos y con rebaba. Anzuelos, señuelos, dientes y púas, todas cuestiones a tener bien en cuenta siempre, pero más cuando hay menudos integrantes en el equipo.

Para comenzar pusimos en juego equipos compuestos por varas de 7 pies, de entre 15 y 25 libras (1 libra: 0,453 kilos), reeles rotativos cargados con monofilamento del 0,37 al 0,40 o hilo multifilamento del 0,22 al 0,24. Al final del nailon que viene del reel vinculamos el artificial mediante un líder de acero.

Artificiales 
Los señuelos más indicados son los vibrantes, de paleta grande y acción en profundidad, aunque también conviene llevar de media agua para escrutar lugares de aguas someras, bancos o piedras más superficiales. Los diseños tipo mojarra van perfectos con el dorado. Si bien es una modalidad que rinde y suele dar interesantes trofeos, no es fácil
de practicar con niños durante mucho tiempo ya que la presión que ejerce el señuelo repiqueteando en el fondo exige sostener la vara con firmeza, y en caso de pique, hay que tener reserva de fuerza extra para ejecutar el cañazo y la clavada.

Nota publicada en la edición 512 de Weekend, mayo de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

08 de mayo de 2015

Deja un comentario