Motos: frenar con mayor seguridad

El freno constituye la parte que más cuidados y atención requiere en una moto.

Por

En cualquier vehículo, los frenos constituyen un aspecto fundamental para la seguridad del propio vehículo y de sus ocupantes. En el caso de las motos, el sistema de frenaje
adquiere una importancia superior dado que el conductor puede aplicar la fuerza de frenado sobre cualquiera de ambas ruedas, en forma independiente, al tiempo que debe mantener el equilibrio, tanto en recta como en curva.

Sin embargo, hay otros dos elementos que deben estar en perfectas condiciones en la moto para acompañar eficientemente la acción de los frenos: las suspensiones y las ruedas.

Las suspensiones tienen que estar correctamente calibradas con los valores de fábrica para que puedan copiar las imperfecciones del terreno sin sobresaltos, mientras que las llantas deben estar sin llantazos, torceduras o rayos rotos, y las cubiertas tener buen dibujo, la presión indicada por manual, y no contar con ondulaciones ni globos. Sólo de esta manera se puede tener una eficiente y segura detención, en especial en situaciones de riesgo.

Existes dos tipos de frenos para las motos: a cinta o campana y a disco. En las motos de varias décadas atrás, el sistema a campana equipaba tanto la rueda delantera como la trasera. Pero con los años el sistema a disco fue utilizado por mayor cantidad de modelos, no sólo en los de cilindradas altas y de lujo, sino también en las de baja cilindrada dadas su seguridad y eficiencia.

Hoy, prácticamente todas las motos disponen de frenos a disco, simple o doble, en la rueda delantera, mientras que en las traseras algunas de mediana y baja cilindrada mantienen el freno a tambor.

Nota publicada en la edición 510 de Weekend, marzo de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

26 de marzo de 2015

Deja un comentario