Limones de lujo

Una salida en Mar del Plata permitió disfrutar un festival de pez limón, con emociones y portes para todos los gustos. Ideal para intentar en marzo.

Por

Es importante que el pescador sepa que la especie no tiene el hábito de alimentarse todos los días. Por lo tanto, así como es factible tener una jornada inolvidable de capturas, también podemos volver a puerto literalmente con las manos vacías. [ Ver fotogalería ]

Si bien todos los pescadores saben que Mar del Plata tiene una interesante variedad de especies, ya que debido a la zona donde está ubicada convergen varias corrientes marinas, hay una en particular que hace la diferencia en cuanto a potencia, belleza y sabor gastronómico. Estamos hablando del pez limón, el más cotizado del mar argentino.

Esta especie se desplaza básicamente por dos corrientes marinas. La del Brasil, que llega habitualmente a nuestras costas sobre principios de diciembre. Y la de Malvinas, que la hace migrar nuevamente para el norte a comienzos de mayo. Los grandes cambios climatológicos que se están experimentando hoy en el mundo entero, no son ajenos a nuestra zona. Hemos observado en los últimos tres años que esta especie ha adelantado la llegada a las costas argentinas, dado que se la está comenzando a pescar en los primeros días de noviembre.

También hemos notado que hay un cardumen residente, que permanece en la región durante todo el año. Sin bien no existen estudios serios sobre esta variedad, durante el año 2014 se han generado varios reportes de capturas de limones durante junio, julio y agosto, algo no habitual años atrás.

El pescador tradicional de nuestro mar conoce los atributos de este pez, así que cuando se acerca su época de pesca prepara todo su arsenal de equipos para venir en busca de su captura, lo cual sucede generalmente durante la temporada de verano en la ciudad Mar del Plata.

Su pesca se realiza básicamente en dos modalidades principales. La más clásica es el trolling, que consiste en arrastrar diferentes señuelos, con fiocos de látex de colores llamativos, otras veces con profundizadores, en donde colocamos dos anzuelos en tándem. Las líneas tienen unos 3 metros de largo, son de fluorocarbo de 100 libras con un pequeño chipirón o caballa diminuta.

Otra alternativa es la ya tan difundida pesca de deep jigging, que reside en arrojar señuelos de plomo de forma alargada, de diferentes pesos y colores, a los que se los recoge a gran velocidad verticalmente, lo que genera que cuando el pez pica lo haga con su mayor potencia.

En Mar del Plata hay fundamentalmente cuatro bancos tradicionales para su captura. El más cercano es el Banco de Pescadores, ubicado a unas 6 millas del puerto de la ciudad. Luego están el Banco de Afuera (a 10 millas), el Banco Patria (14 millas) y el Banco Levante (a unas 18 millas).

Nota publicada en la edición 510 de Weekend, marzo de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

03 de marzo de 2015

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario