Río de la Plata: bienvenidos los grandes

A la llegada del bagre de mar la acompañamos con bogas y dorados. Técnicas y equipos para vivir una jornada de pique bien diverso.

Por

El bagre de mar más pesado del día: 5,80 kilos. Fue pescado con calamar trozado. [ Ver fotogalería ]

Llega noviembre y el Delta del Plata se viste de fiesta para la pesca deportiva, sumándole a las tradicionales especies del momento la peculiar atracción de obtener algún bagre de mar o mimoso. Se trata de un pez que entra en el Río de la Plata para su ciclo de desove y se ha convertido en un particular desafío para su captura. El mimoso siempre nada en aguas profundas (muy pocas veces los vamos a ver en sectores de escasa hondura), con buena correntada y, habitualmente, en grandes cardúmenes persiguiendo su posibilidad de comida o para encontrar el punto justo para desovar. Su pesca, entonces, se realiza en canales correntosos de gran hondura, como el canal Buenos Aires, El Infierno, los ríos Paraná Guazú y de las Palmas, Sauce, Ceibo y algunas veces solemos encontrarlo hasta en el Barca Grande. Obviamente, al bagre de mar le sumamos en este momento de la temporada la posibilidad de dar con lindas bogas y también con los dorados que arriban a la cuenca del Plata.

Muchas veces en la pesca del río unificamos los equipos y con una sola opción tratamos de capturar la especie que nos pique o la que fuimos a buscar. En este caso podríamos
juntar la posibilidad de bagres de mar y dorados, pero necesitamos otro bien distinto para las bogas. Para la pesca de bagres debemos utilizar una caña de hasta 2,40 metros con acción de punta, medio pesada y capaz de soportar pesos de hasta 300 gramos al momento de lanzar. Reeles rotativos medianos cargados con multifilamento fino, no mayor a un 0,25 mm. Plomos de 150 a 300 gramos pasantes si vamos a emplearlos sobre el sedal, o con ojal metálico si los utilizaremos enganchados a un mosquetón. Sólo resta agregar anzuelos 4/0 al 6/0 atados a una brazolada de 0,60 mm con un largo de entre 80 cm y 1 m.

Para pescar los dorados con carnada podemos usar la misma caña y reel, agregando únicamente un líder de acero de unos 40 cm de largo con un anzuelo 7/0 u 8/0. Si la idea es pescar con señuelos, debemos llevar el equipo habitual de bait casting o pinning y señuelos, en este momento, de media agua y profundidad.

Para la pesca de bogas usar cañas más livianas para arrojar plomos de hasta 60 g, con reeles chicos o huevitos cargados con nylon 0,25 mm y líneas corredizas de dos anzuelos con un plomo pasante entre las dos brazoladas.

Nota publicada en la edición 506 de Weekend, noviembre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

30 de octubre de 2014

Un comentario en esta nota

  1. Rodolfo Piana | 04/12/2015 | 10:35 PM

    Quiero averiguar si es verdad que estos peses tienen en su cabeza dos piedras.

    Gracias!!!

Deja un comentario