Jabalíes en Nehuén Mapú: la última luna del año

Un coto pampeano de excepcionales características fue el elegido para despedir esta temporada de caza con mucha acción. Detalles del campo.

Por

El cebado diario de las aguadas es fundamental para obtener los mejores resultados. [ Ver fotogalería ]

El mes de agosto marca –entre otros– dos hitos de gran significación. Uno de ellos para todos lo cazadores, ya que es el último mes de la temporada de caza del jabalí en la provincia de La Pampa. El otro, de importancia (relativa) para mí: mi cumpleaños.

Por lo tanto, dispuesto a festejar tan magna fecha como corresponde, me dirigí al coto Nehuén Mapú, ubicado en Valle Argentino (Quehué), provincia de La Pampa.

Este campo gerenciado por la empresa Golden Stag Safaris, presenta excelentes características geográficas para la actividad que nos apasiona, con el agregado de estar organizado como un verdadero hunting lodge de relevancia internacional.

No es ajena a todo ello la presencia de José Calbelo al frente del coto, quien gracias a sus conocimientos y excelente predisposición marca la diferencia.

El campo 
El establecimiento cuenta con 2.000 hectáreas que –pese a estar cercadas por un alambrado perimetral– no tienen las clásicas características de “un encierro”, ya que la falta de cuadros cercados en su interior permite que los animales circulen libremente dentro de esa amplia superficie compuesta de espacios limpios y tupidos montes.

La función del alambrado es la de preservar dentro de la propiedad a los animales, que merced a un adecuado manejo y una sesuda selección genética permitió la brama pasada la captura de magníficos ejemplares de colorado.

Un recorrido inicial nos brindó la posibilidad de observar a la distancia una buena cantidad de ciervos colorados, axis y damas pastando, manadas de antílopes que huían raudamente a nuestro paso, carneros y grandes búfalos de agua.

Acompañados por José, recorrimos e inspeccionamos los nueve apostaderos –correctamente cebados– para ir pensando dónde apostarnos esa noche. Una posterior revisión en pantalla de las fotos tomadas por cámaras instaladas ocultas, nos daba la pauta del movimiento nocturno en cada uno de ellos.

Nota publicada en la edición 505 de Weekend, octubre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

16 de octubre de 2014

24 comentarios en esta nota

  1. Adrián Mariani | 17/10/2014 | 8:28 AM

    A esta altura de los años, la Foto parece de otra época , totalmete fuera de lugar. Matar jabalíes y otros animales salvajes , sin necesidad de subsistencia, y en un ” corral” , es para aquellos que lo hacen un boleto de ida al menos para el Psicólogo.

  2. Franco | 17/10/2014 | 8:40 AM

    Que tiene de ponderable matar animales encerrados. Espero que esta aberración se termine para siempre. Cuando seamos un país serio esto estará penado por ley,

  3. luis | 17/10/2014 | 8:44 AM

    Todo cazador es un cobarde!

    Demostraría lo contrario si fuera capaz de enfrentar sin armas a un animal

  4. Isabel | 17/10/2014 | 9:00 AM

    Creo que tener un coto de caza, en donde los animales no pueden salir y que tarde o temprano caeran por las balas de los cazadores,es mas que primitivo-La foto esta equivocada,los jabalies debian mostrar su caza.

  5. Victor Hugo Gattolin | 17/10/2014 | 9:32 AM

    Veo al cazador, autor de la nota, con un arma de fuego potente en la mano, yo siempre supe, o al menos eso creí, que la caza “deportiva” del jabalí era con perros y con cuchillos, riesgoza por cierto, era habitual que muriera algún perro, eso le daba su atractivo “especial” y justificaba en parte la matanza, si es que esta tiene justificación.

  6. Mabel Borgogno | 17/10/2014 | 9:55 AM

    Me parece una cobardía tremenda, una cacería que se realizaba en otros siglos y es tremendo que en esta época sigan siendo tan sanguinarios. Si se quieren divertir hay otras cosas o pueden colgarse los cazadores entre ellos si están aburridos.

  7. andrea | 17/10/2014 | 10:30 AM

    Aqui la foto de raza de humanos que no evolucionanaron junto a las victimas de su ignorancia

  8. Teresa Figari | 17/10/2014 | 10:41 AM

    Ayer colocamos un satélite en órbita y hoy amanezco con esta noticia.Lamentable bajo todo punto de vista. ¿El hombre retrocede dos pasos, cada vez que avanza uno?

  9. Felipe Eduardo Pascual | 17/10/2014 | 12:21 PM

    Si es deporte, es deporte de bestias. La caza deportiva de animales inocentes es simplemente un asesinato. Alguien en algún momento los juzgar.

  10. roberto | 17/10/2014 | 12:49 PM

    si estos comentarios estan pendientes de moderacion esto es censura… entonces para que piden comentarios?

    • mferro | 20/10/2014 | 9:24 AM

      Estimado Roberto,
      Los comentarios son moderados para evitar insultos, agravios y amenazas, los que serán inmediatamente eliminados. Gracias por su colaboración.

  11. Lidia | 17/10/2014 | 1:58 PM

    UNA BARBARIDAD CAZAR A ESTAS ALTURAS, YA LA NATURALEZA TE LO VA A DEVOLVER, POBRES ANIMALES.

  12. silva saez miguel | 17/10/2014 | 2:20 PM

    Si tanto les molesta no lean la nota o acaso piensan que los asados que se comen los fines de semana nacen de una huerta? cada cual es dueño de realizar la actividad que le guste, respeten, aprendan, no critiquen solo por le hecho de hacerlo

    • Marcelo D | 24/10/2014 | 11:32 PM

      No, corto, las vacas, pollos, etc son animales de cría para consumo.
      Qué tiene que que ver con la caza de jabalíes en condiciones similares a la de un videogame.

  13. analia romina aybar | 17/10/2014 | 2:52 PM

    Horrible foto, no entiendo como pueden vanagloriarse de algo asi, mostrando como trofeo, unos animales salvajes, ejecutados por otros mas salvajes

  14. martin | 17/10/2014 | 7:13 PM

    muy buena nota!! Muchachos si no le gusta la nota no la lean. Los jabalies se cazan y despues de comen, igual que las vacas que se comen ustedes y prefieren no enterarse.

  15. Willy | 17/10/2014 | 8:45 PM

    Soy cazador desde chico y aprendí este Noble deporte de mi padre. Me enseño que las armas no son un juguete y que requieren de experiencia para su manejo, no tirarle a cualquier animal, ante la duda no tirar, si hay una hembra con sus crias NO tirar y si no se va a aprovechar la carne tampoco tirar. Optamos por ir a campos particulares, donde los animales están en su hábitat natural, NO encerrados y cebados (cuasi domésticos como pasa en los cotos), buscamos las noches de invierno con luna llena, en invierno, apostado solo en el monte debajo de un caldén (arbol autóctono del monte de La Pampa), desde las 4 de la tarde a las 2 de la mañana ya que el frio se hace insoportable (sentadito, super quieto para no hacer ruido y con temperaturas que llegaron a los 15 bajo cero). Estos animales tienen súper olfatos y oídos por ende aguantate si tenes ganas de hacer necesidades, de fumar, de comer, tenes que ver de donde viene el viento para que no te olfatee, etc. Ojo cuando tiraste ya que el animal por lo general ataca. Hubo veces que no vimos un solo animal, otras sentimos su presencia pero no los vimos y otras donde nos olfateron y salieron corriendo. Sin esfuerzos, sin técnicas, sin esperas “frustradas”, el cazador se transforma solo en un tirador o carnicero. Si hay cotos que prometen el 100 por ciento del éxito en la cacería, no es posible describirla como cacería, solamente se trata del acto de matar para recibir un trofeo. Hay que respetar la igualdad entre los sentidos del animal y las posibilidades del cazador. Es mi humilde opinión.

  16. Marisa | 19/10/2014 | 2:21 PM

    Que triste! Qual é o gosto de tirar a vida de um ser que merece viver como qualquer outro ser vivo do planeta?

Deja un comentario