Bella Vista: dos días de mucha acción

Antes de su concurso, Bella Vista mostró que el pique viene en aumento, tanto con los grandes del río como con la variada. Técnicas y equipos.

Por

Doradillo que arremetió contra una morena, actuando al golpe entre los árboles de un arroyo. [ Ver fotogalería ]

Con la premisa de continuar recorriendo el Alto Paraná para comprobar cómo seguía la pesca luego de la gran crecida del río, recalamos en la ciudad correntina de Bella Vista.

En este relevamiento nos propusimos como desafío obtener las tres especies, a nuestro criterio, más difíciles y combativas: el dorado, el pacú y el surubí, sin dejar de lado la amplia variada que convive junto a estos gigantes del río. Y la idea principal era pescar con carnada el dorado y el surubí, y con masa o frutas el pacú. Pero sumándonos al frenesí por la pesca con artificiales que aumenta progresivamente,
también decidimos llevar los equipos para probar en spinning y bait cast.

Antes de organizar este viaje nos pusimos en contacto con la gente de la Secretaría de Turismo del lugar, para preguntar cómo venía la pesca, antes de hablar con los guías de la zona. Freddy Feyen, director de Turismo de Bella Vista, nos asesoró muy bien en cuanto a las condiciones del río, clima y preparativos para el próximo Concurso de Pesca Variada Embarcada, que se disputará del 24 al 26 de octubre. Y además, como
pescador de raza, se ofreció a acompañarnos en el relevamiento.

Ahora nos tocaba compartir la charla con Jorge Mórtola, uno de los primeros guías del lugar, y Osvaldo Velázquez, otro gran guía y conocedor de todos los recovecos existentes en el extenso delta, tanto aguas abajo como aguas arriba del casco urbano. Hablar con ellos es dialogar con la historia viva de la pesca en Bella Vista. Les propusimos la difícil tarea de obtener las figuritas difíciles en la misma jornada y, recogiendo el guante de inmediato, respondieron: “Vos traé el equipo completo, de la carnada y de la pesca nos encargamos nosotros”. Fue la primera inyección anímica y la tranquilidad de realizar el viaje sin la preocupación lógica de lo que depara un día de pesca.

Resultó muy fácil reunir el grupo que me acompañaría, con quienes nos encontramos
para analizar qué llevar para cubrir todas las posibilidades. Para la pesca de dorados
y surubíes con carnada natural optamos por cañas de grafito y fibra de 2,10 a 2,40 m con acción de punta y acción media, reeles medianos de tapas redondas cargados con nylon monofilamento 0,40 mm o con multifilamento 0,23 mm. Completando el equipo sumamos anzuelos N° 8/0 al 10/0 atados con líderes de acero de 50 libras (1 libra: 453,59 gramos) y de unos 40 cm de largo.

Nota publicada en la edición 505 de Weekend, octubre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

10 de octubre de 2014

Un comentario en esta nota

Deja un comentario