Carpas: mano a mano con la naturaleza

Relevamos los comercios para conocer qué modelos ofrecen, cuánto cuestan y cuáles son sus características técnicas. Consejos para la elección y el armado.

Por |

FOTO: Importadores, fabricantes y Cedoc Weekend. [ Ver fotogalería ]

Repasamos el ABC de las carpas, ese elemento icónico e imprescindible de la vida del campamento. Y, como si esto fuese poco, indicamos algunos consejos de armado y las últimas novedades internacionales. Se dice que estas pequeñas casas portátiles tienen un origen árabe; a sus carpas los bereber las llaman jaima, pero lo cierto es que tienen una raíz muy antigua.

El principal problema en una carpa es que la aislación contra la humedad exterior produce una retención y condensación de la humedad interior. La solución actual obvia parece ser el uso de tejidos impermeables-respirables tipo Gore-Tex, pero en la práctica esto resulta muy costoso y se aplica solamente a un tipo de carpa de montaña llamada “single wall tent” (carpa de pared simple). Así que generalmente en los distintos tipos y diseños de carpas se usa otra solución.

Carpas de doble estructura
Aun en reposo, el cuerpo humano expele unos 140 gramos de vapor de agua por hora, que se acumula en el interior de la carpa sin la ventilación adecuada. La condensación es mayor con mal tiempo, porque el frío o la lluvia reducen la temperatura de la cara
exterior de la carpa, y el vapor se condensa más rápido cuando entra en contacto con la pared interior.

La solución es el diseño de carpas con una doble estructura. El cuerpo interior está conformado por un tejido respirable, con una trama suficientemente fina, y un tratamiento de resistencia al agua. El aire cargado de humedad atravesará fácilmente esta tela, pero será retenido por la segunda estructura, un tejido impermeable comúnmente llamado sobretecho o dobletecho. La condensación se formará en la cara interior del dobletecho para deslizarse después hacia abajo, goteando sobre el suelo del perímetro exterior de la carpa.

En los buenos diseños se busca una ventilación efectiva para disminuir la condensación, y el sobretecho tendrá pequeñas mangas o ventanillas con alero (para
protegerlas de la lluvia), y ábsides o vestíbulos que permiten la apertura de las puertas de acceso a la estructura interior para renovar el aire sin que penetre el agua
o eventualmente la nieve.

Nota publicada en la edición 504 de Weekend, septiembre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

22 de septiembre de 2014

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario