Regnícoli 630 Open: pescadora de alta gama

Tras haber prestado atención a los requerimientos de los usuarios, este experimentado astillero generó una versión más tradicional de su polifacético y clásico modelo 630.

Por

Perfil estilizado y con buen lanzamiento de proa, típico de las embarcaciones tipo “Panga”, cuyas características principales son ser embarcaciones pequeñas, con fondos de poca “V”, buen puntal, proa lanzada, motores fuera de borda y cubierta amplia. [ Ver fotogalería ]

A partir del exitoso modelo Regnícoli 630, el casi centenario astillero de San Fernando propone una nueva serie, denominada Open. La idea de este flamante modelo es captar el público que quiere tener una lancha tipo Panga, pero con parabrisas y consolas similares a una tradicional, saliendo del  compacto modelo pescador de consola central. Todo esto se suma a la posibilidad de lograr una  lancha de un estándar elevado, versátil y con buena posibilidad de equipamiento.

En el mundo automotriz, el público usuario es el que de alguna manera canaliza inquietudes y muchas veces esas voces (vía estudio de mercado), orientan a las marcas a diseñar lo que a la gente le gusta, quiere o necesita. En una industria infinitamente menor, la náutica resuelve esa ecuación a través del boca a boca logrado desde los clientes a los representantes o al astillero en forma directa. Esa fue la virtuosa tarea que le propusieron al astillero Regnícoli: la de generar una versión más tradicional que la polifacética Regnícoli  630.

Tomada la posta, el astillero apenas tardó unos meses en lograr su propósito, de la mano del diseñador Jorge Regnícoli, experimentado profesional del sector, consiguiendo un producto equilibrado, que jugará con ventajas sobre un acotado grupo de competidores, en referencia a su calidad constructiva y performance.

Exterior e interior  

El perfil visualiza una cubierta muy moderada en altura, de buena estructura, que se vincula en forma elegante de proa a popa, incluyendo un buen plano para el parabrisas envolvente. La altura interior es importante y se destaca la buena visibilidad del timonel y la gran protección del parabrisas al cockpit, en especial para las épocas invernales. El sector de mando es espacioso y visualmente correcto, con una distribución de cinco relojes muy bien ubicados (puede admitir algunos más en diferente configuración). El bajo perfil en altura del sector da al parabrisas visibilidad a proa desde su punto más bajo. Tablero eléctrico, VHF y un instrumento adicional que puede ser ecosonda o fish finder, complementan el conjunto. Morse de aceleración, trim y cambio adosado al plano lateral y en altura correcta. La consola de babor tiene un doble cometido: buena superficie de apoyo superior, para utilizarla como mesa, y un notorio espacio de guarda bajo la tapa removible, muy bueno para la guarda de documentación y elementos se seguridad como las bengalas. En los dos frentes verticales puede opcionalmente agregarse un equipo de radio-CD u otro instrumento de navegación a requerimiento del cliente.

Nota publicada en la edición 504 de Weekend, septiembre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

18 de septiembre de 2014

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario